viernes, 28 de febrero de 2014

La OTAN está dispuesta a defender al gobierno golpista de Ucrania

Parecen bastante lógicas las declaraciones del genocida internacional Anders Fogh Rasmussen, Secretario General de la OTAN, pues, al fin y al cabo, la organización terrorista es un instrumento de Estados Unidos para imponer sus intereses económicos en el mundo y el golpe de estado que ha derrocado al gobierno y al presidente ucranianos ha sido perpetrado por grupos neofascistas, algunos camuflados como ONG,s, financiados precisamente por Washington y en Kiev ha sido perlos grupos neofascistas financiados por Washington y sus aliados.

Es decir, la OTAN ha salido rápidamente en defensa del nuevo Gobierno ultraderechista de Kiev: “Estamos listos para seguir con nuestra implicación con Ucrania”, ha afirmado el sanguinario Rasmussen.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, (en la foto bañado de pintura roja en Copenhage por criminal de guerra), ha dejado claro que no cederán terreno y se implicarán en la defensa del nuevo Gobierno golpista y que este jueves tendrán una reunión de la Comisión Ucrania-OTAN.

“Estamos listos para seguir con nuestra implicación con Ucrania y mañana tendremos una reunión de la Comisión Ucrania-OTAN y continuaremos el diálogo de alto nivel con Ucrania”, ha subrayado el secretario general de la OTAN en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de ministros de Defensa de la organización.

Además, Rasmussen ha recordado la decisión de los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica de la cumbre de Bucarest en 2008 de que Ucrania se convierta en miembro de la organización. Así que, parece que la futura unión del país que acaba de sufrir un golpe de estado a la OTAN estaba más que decidida hace tiempo.

No obstante, conocemos con lamentable certeza que la organización terrorista OTAN es capaz de hacer cualquier cosa para defender los intereses de las grandes corporaciones multinacionales occidentales, como ha demostrado, desde la caida de la Unión Soviética hace dos décadas, en sus matanzas perpetradas en la antigua Yugoslavia, Irak, Afganistan o Libia, entre otros ejemplos de su ávidez criminal.

jueves, 27 de febrero de 2014

El Parlamento golpista ucraniano elige al candidato de EE.UU. como presidente del nuevo gobierno, Arseni Yatseniuk

Hace dos días escribiamos una entrada sobre los planes de Nuland, la Secretaria de Estado de los Estados Unidos para asuntos Europeos, que se van cumpliendo uno a uno tras el golpe perpetrado en Ucrania, utilizando como fuerzas de choque a las ONG,s profascistas financiadas desde Bruselas y, en especial, Washington.

Entonces, el único punto que no cuadraba era que el hombre elegido para gobernar la nueva Ucrania, Arseni Yatseniuk, no había sido elegido presidente interino para sustituir al derrocado Victor Yanukovich, aunque si alguien de su partido Patria, Alexandr Turchinov.

Ayer, sin embargo, se desvelaron todas las cartas, y el nuevo parlamento golpista acabó por obedecer a Nuland a pies juntillas, eligiendo al candidato preferido de los norteamericanos como jefe del ejecutivo. Con Arseni Yatseniuk (en la foto saludando a los neonazis que han servido de ariete "revolucionario") como presidente del gobierno, que es el que realmente corta el bacalao en el país, las piezas ya están posicionadas tal y como Nuland y el embajador de EEUU en Kiev habían diseñado.

 Y es que Estados Unidos tiene ya en su curriculum una enorme experiencia en organización de golpes de estado (como también en matanzas sangrientas, invasiones, organización de grupos terroristas con el objetivo de desestabilizar un país, etc...) como para que se les haya quedado un hilo sin hilvanar.

martes, 25 de febrero de 2014

El triunfo fascista en Ucrania no está nada claro: videos de Sebastopol y Kerci

Como reciben los habitantes de la ciudad ucraniana de Kersi a los fascistas del Euromaidan. Al final terminan quemando la bandera de Estados Unidos:



Otra imagen ilustrativa de Sebastopol:



Por supuesto estas imágenes no salen en la televisión ni resto de medios de propaganda de Europa. Pero la impresión de rápido cambio de poder que están vendiendo, tras la toma violenta del Parlamento por parte de los sangrientos seguidores del nazi Stefan Bandera y grupúsculos criminales similares, no está nada clara en la mayor parte del país. 

Así que  habrá que esperar acontecimientos.


Los planes de Nuland, Secretaria de Estado para Asuntos Europeos de EE.UU., se van concretando en Kiev

La conversación filtrada entre la Secretaria de Estado para Asuntos Europeos, Victoria Nuland, y el embajador norteamericano en Kiev, Geoffrey Pyatt, parece estar cumpliéndose punto por punto. De momento, tras el triunfo del golpe fascista, el nuevo presidente interino es del partido diseñado por Estados Unidos, "Patria", a cuyo lider vemos en la foto adjunta haciendo el saludo nazi a sus seguidores.

Nuland y los lideres golpistas ucranianos
El Legislativo ucraniano tomado por los golpistas simuló una votación, mientras el edificio estaba vigilado por hordas banderistas y neonazis, en la que se destituyó a Yanukovich, por una supuesta dejación de sus funciones. En la sesión alegaron que el mandatario había renunciado al cargo.

Sin embargo, Yanukóvich, elegido por voto popular en enero de 2010 (eso que EE.UU., la UE. y otros solo defienden cuando les interesa), envió un mensaje público en el que informó que no había renunciado y denunció que lo acontecido es, evidentemente, un golpe de Estado violento.

Desde noviembre pasado, cuando comenzaron las acciones de calle en contra el Gobierno ucraniano, tras negarsese el gobierno a firmar un acuerdo de asociación con la Unión europea, se alertó ya sobre las intenciones de llevar a cabo un golpe de estado como los realizados habitualmente en los paises exsocialistas, entre ellos la misma Ucrania en la famosa "Revolución Naranja" en 2004, que llevó al poder al presidente títere Victor Yushenko y a la delincuente Timoshenko (que, por cierto, se lucró haciendo negocios con Rusia).

Una llamada telefónica filtrada hace algunos días confirmó la presencia de Estados Unidos en la perpetración del golpe en el oeste de Ucrania.

Oleg Tyagnybok, Vitali Klitschko y Arseni Yatseniuk
( el favorito de EE.UU. hace el saludo fascista a sus seguidores)
En dicha grabación, la secretaria de Estado estadounidense adjunta para asuntos europeos, Victoria Nuland, debatía con el embajador estadounidense en Kiev, Geoffrey Pyatt, sobre cómo facilitar el éxito de la protesta contra el Gobierno ucraniano. Nuland y Pyatt hablan en esa conversación sobre los líderes de la oposición que deben estar o no en el futuro Gobierno, el que se instalaría tras el golpe contra Yanukóvich.

Ambos concuerdan que el hombre que debe dirigir el país es Arseni Yatseniuk, del partido Patria, al que pertenece la ex primera ministra Yulia Timoshenko, que ha pasado unos añitos en la cárcel por saquear las arcas públicas ucranianas. Al final, el Parlamento decidió nombrar a una persona de ese mismo partido como presidente en funciones. El elegido fue Alexandr Turchinov.

Asimismo, Nuland informa a Pyatt en esa conversación telefónica que en los próximos días la Organización de las Naciones Unidas (ONU) podría nombrar a un nuevo enviado especial para Ucrania y que eso ayudará a “soldar” el plan ante lo que considera la inacción de la Unión Europea. “Sería estupendo, creo, para ayudar a soldar esto y tener a la ONU ayudando a soldarlo, y ya sabes, que se joda la Unión Europea”, dice Nuland. A lo que el embajador contestó: “Exactamente”.

La única solución contra el fascismo
En la misma conversación, Nuland informa a Pyatt que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, está dispuesto a intervenir en la cuestión ucraniana para “conseguir los detalles”.

En diciembre pasado, Nuland informó que EEUU había invertido 5.000 millones de dólares en asistencia a organizaciones no gubernamentales y programas de asistencia en Ucrania.

Las acciones violentas de algunos grupos en Ucrania arreciaron la semana pasada, dejando un saldo de más de 80 muertos. Tras estos hechos se concretó la destitución golpista del presidente elegido por los ucranianos, Yanukóvich, y el resto de su Gobierno, en un parlamento, repetimos, tomado por grupos paramilitares y militantes de organizaciones y ONG,s de ultraderecha.

Este lunes, el Gobierno interino inició la persecución contra el mandatario. El ministro de Interior interino de Ucrania, Arsen Avakov, informó que la Justicia de ese país emitió una orden de búsqueda y captura contra Yanukóvich por la presunta comisión del delito de “asesinato masivo de civiles”. Por supuesto, todas estas decisiones no son aceptadas en la zona este del país, donde el Parlamento de Jarkov ha asumido todo el poder hasta que la normalidad democrática vuelva a Kiev.



Fuente principal de la noticia: Librered

lunes, 24 de febrero de 2014

El parlamento golpista de Kiev contra las lenguas regionales (entre ellas el rumano)

Maramures ucraniano, donde el rumano era considerado lengua oficial regional,
junto al húngaro y a la lengua estatal, el ucraniano.
El parlamento golpista de Kiev ha empezado a tomar sus primeras
decisiones: entre ellas,  derogar la ley aprobada por el parlamento democrático en agosto de 2012 , que autorizaba el uso de las lenguas regionales, entre ellas el ruso y el rumano, en las escuelas, organismos oficiales y otras instituciones.

La diversidad linguistica fue uno de los puntos fuertes de la campaña de Victor Yanukovich, contra el ultranacionalista, apoyado por Estados Unidos, Victor Yuschenko, que defendia la imposición del ucraniano en todo el país.

El rumano se había convertido en lengua oficial, junto al ucraniano, en algunas regiones del oeste del país, mientras el ruso lo era en 13 de las 27 regiones de Ucrania.

La ley derogada, aprobada en agosto de 2012, reconocía la lengua ucraniana como única lengua de estado nacional, aunque permitía el uso de las lenguas regionales en las instituciones en los territorios cuyos parlamentos lo decidieran, entre ellas el moldavo, el rumano, el ruso, el bielorruso, el búgaro, el armenio, el gagauzio, el alemán, el griego, el polaco, el eslovaco y el húngaro.

La decisión es una de las primeras muestras del ultranacionalismo del actual parlamento golpista de Kiev, y en cuya composición existen importantes elementos de los grupos banderistas y neonazis.

domingo, 23 de febrero de 2014

Fuga de médicos en Rumanía: 3000 médicos huyen del país cada año

Casi 3.000 médicos huyen de Rumania cada año para trabajar en otros países, según ha informado Antena 3. En total, cerca de 14.000 entre 2008 y 2013.

"La migración de médicos rumanos ha continuado en 2013. Esto es una señal de alarma que debe hacer tomar medidas rápidas y concretas para frenar la huida de profesionales", ha afirmado el presidente del Colegio de Médicos de Rumanía  (CMR).

En 2013 el número de médicos que han salido del país fue de 2.995, un número sensiblemente mayor que en 2012.

En total, en el periódo 2008 -2013 el éxodo de médicos que salieron del pais fue de 13.872, con un crecimiento constante año a año:

Año-Nºde médicos emigrantes
2008 - 1.155
2009 -  1.401 
2010 -  2.879 
2011 - 1.982
2012 -  2.460 
2013 -  2.995

Según el Colegio de Médicos, la continuidad del éxodo de médicos en 2013 demuestra la falta de confianza de los profesionales en la sociedad rumana y su sistema sanitario. Las razones son, además de los bajos salarios de la mayoría de los rumanos (300 euros brutos de media al mes), las lamentables condiciones de la sanidad en los últimos 20 años y la publicidad que se hace desde los paises occidentales para atraer la fuga de cerebros.

De los doctores que han huido del país para buscar trabajo fuera, el mayor número corresponde a los especialistas en medicina genaral (2402), seguidos por los médicos de familia (1.862), cirujanos (839), anestesistas (651), ginecólogos (597), pediatras (529), radiólogos (391) y ortopedas (370).

Lo que hoy se llama éxodo de médicos (que no es ninguna excepción, pues sucede lo mismo en el resto de las profesiones cualificadas) de toda la vida se ha denominado "robo de cerebros", y consiste en que sean los paises más atrasados y en desarrollo los que formen a los especialistas y que estos luego se vayan a trabajar a los paises avanzados, muchas veces por menos dinero que los locales.

Es decir, y como sucediá antes en los paises socialistas, donde la educación era bastante superior a la de los paises capitalistas, estos intentaban perjudicar económicamente a los primeros haciendo que su inversión en formación acabara redundando, de una y otra forma, en su beneficio, Una estrategia muy propia de los piratas  multinacionales, aunque hoy se agrava porque, tras la impoisición del capitalismo en los paises del este europeo en los años 90, la miseria general, que afecta también a los profesionales, favorece la huida en espantada hacia otros paises, mientras antes el mayor bienestar hacía que los que los que decidían huir fueran muchos menos.

Es lo que pasa actualmente, por ejemplo, con Cuba, donde EEUU se esfuerza en robarle los médicos al país caribeño, con mejor formación con diferencia que los locales, aunque, al contrario que en Rumanía, donde el capitalismo ha traido además de la miseria económica, la moral, con muy poco éxito.

Jarkov, nueva capital de Ucrania, hasta que en Kiev se restablezca el orden constitucional

Lo que se ha producido en Ucrania no es un simple cambio político. Se trata de un auténtico golpe de Estado en el que los grupos fascistas han sido usados como ariete para tomar el poder en la capital con el fin de imponer a los ucranianos transformarse en una colonia de la U.E. y, por lo tanto, de Estados Unidos.

En realidad, se trata de un claro conflicto interimperialista, en el que Estados Unidos (y su tentáculo
europeo), Rusia y, en menor medida, China, se pelean por el control de los recursos del pueblo ucraniano.

Aunque lo parezca, la cosa no va a estar tan fácil para la U.E. y EEUU, pues la resistencia, sobre todo en el sur y este del país, se acrecienta por momentos. De momento, las provincias del sur y del este de Ucrania y la república autónoma de Crimea, cuyos representantes se han reunido en la ciudad de Járkov, anunciaron que asumen la plenitud del poder hasta que se restablezca el orden constitucional en Kiev. Es dccir, Jarkov se ha autoproclamado, ante el vacío de poder en Kiev, capital de Ucrania.

A la reunión asistieron los diputados de todos los niveles institucionales y los gobernantes de las provincias de Donetsk, Lugansk, Dnipropetrovsk, Járkiv y la república autónoma de Crimea, así como los alcaldes de las ciudades de Járkov, Sebastopol y Donetsk.

"Los acontecimientos de los recientes días en la capital de Ucrania, la ciudad de Kiev, han conllevado la parálisis de los órganos del poder y la desestabilización de la situación en el país", reza el documento que han aprobado. El texto de la resolución incluye también el llamamiento a los vecinos de dichas provincias a organizarse para hacer frente a la invasión de las agrupaciones armadas fascistas.

Los órganos del poder central están paralizados, revela la resolución. "La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania funciona en condiciones de terror, a punta de pistola y bajo amenaza de asesinato". Por este motivo, "las decisiones del Parlamento, adoptadas en dichas condiciones, ponen en duda su legitimidad y validez". Entre ellas, la escandalosa liberación de la exprimer ministro, Yulia Timoshenko, encerrada por enriquecerse a costa de los ucranianos.

Por lo tanto, y en ausencia de poder en Kiev, el parlamento de Jarkov ha asumido el poder legítimo frente a la agresión fascista. Parece ser que se ha pedido ayuda a Rusia para evitar que el país caiga en manos de los grupos neonazis y de la oposición profascista que ha convertido la capital en una ciudad en llamas. Ahora veremos que es lo que hacen los rusos para defender los intereses de su oligarquía en la antigua república soviética en contra de los intereses de las multinacionales occidentales. Sin embargo, los chinos parece que, en consonancia con su política ultracapitalista, han aconsejado a los ucranianos el sometimiento al imperio norteamericano-europeo, presumiblemente para facilitar la introducción de sus productos en el mercado occidental.

Desde la tribuna de la conferencia, después de que fuera adoptada la resolución, fue proclamado un llamamiento incluso más explícito: "Organicen pelotones, batallones. ¡Adelante los veteranos de la Guerra de Afganistán! Unos grupos terroristas se han apoderado del poder, hay que oponerles resistencia".

En realidad, lo que deberían hacer los trabajadores ucranianos es dejarse de recurrir a mafiosos de una u otra potencia y tomar el poder ellos solitos. Llamar a Putin, bien. Pero para luego echarle también a él a patadas, como a la U.E., los norteamericanos y sus amiguitos neonazis.Como sabemos por la historia, los conflictos entre las potencias imperialistas son la mejor oportunidad para que los trabajadores aprovechen la oportunidad de emanciparse, y el conflicto ucraniano tiene toda la pinta de acabar en una guerra civil de consecuencias imprevisibles.

De momento, las noticias que ofrece Russia Today, la CNN rusa,  no parecen cuestionar demasiado la toma del poder violentamente por las autodenominadas "autodefensas" (en realidad grupos banderistas y nazis), que no lo hubieran podido hacer, por supuesto, sin el apoyo económico y logístico de la U.E. y Washington y, y esto es lo importante, sin la pasividad de Yanukovich y la complicidad de la clase política y la burguesía ucraniana.

video

sábado, 22 de febrero de 2014

Bajo el cielo de España: Capítulo V (3ª Parte). Sobre la participación rumana en las Brigadas Internacionales

A continuación podéis leer la tercera parte del Capítulo V del libro Bajo el cielo de España, del brigadista rumano Valter Roman, que estamos traduciendo en el Colectivo Valakia Roja (VKR).

Podéis acceder a las partes anteriores en los siguientes link:


Bajo el cielo de España: Capítulo V (3ª Parte)

“HÉROES” Y HÉROES

Permítasenos en este punto abrir un paréntesis para referirnos, sucintamente, a un hecho largo tiempo ha enterrado en los arrabales del cementerio de la historia pero sobre el que, aún hoy, algunas voces, desde su refugio en el extranjero, tratan de volver, en tonos diversos, para tergiversar, una vez más y con peculiar desparpajo, la verdad. Es conocido que el movimiento legionario envió en apoyo de los mercenarios franquistas a siete sedicentes “voluntarios”.

Ni por el número, ni por los motivos determinantes, ni por la actividad desarrollada existe punto de comparación posible. Por su alcance de orden político, ético y nacional, los hechos son por sí mismos esclarecedores y así los ha hecho constar la historia de nuestro pueblo para siempre. Al unirse a las fuerzas del fascismo internacional que asfixiaban no sólo la lucha por la libertad en España sino que amenazaban también la libertad y la independencia de Rumanía, la integridad territorial de la patria, el movimiento legionario dio un paso más adelante en el camino de la traición a los intereses nacionales del pueblo rumano. La partida hacia España de los siete legionarios revistió un carácter cuasioficial, recibió la adhesión manifiesta de las autoridades de la Alemania hitleriana y de la Italia de Mussolini, objetivo perseguido, en esencia, por la “Guardia de Hierro”[1].

La presencia de los legionarios rumanos en el campo franquista no debe admirar a nadie. “Quienes se parecen se juntan”, dice un viejo refrán rumano[2]. Cebados en la ideología del matonismo y el crimen, los fascistas rumanos no podían estar más que con los franquistas y los fascistas alemanes e italianos, a quienes les unía el odio común a todo lo que fuera progreso de la humanidad.

En realidad, para poder apreciar en su justo valor la “expedición” de los legionarios rumanos a España, sobre la que la prensa legionaria y los apologetas del fascismo levantaron tanta polvareda en su momento, deben hacerse algunas precisiones. El número de los legionarios rumanos que fueron a España alcanzó un total de… 7. Durante un periodo bastante largo (aproximadamente la mitad del tiempo que estuvieron en España), el grupo se dedicó a hacer visitas oficiales, participar en desfiles, banquetes, etc. Cuando, por fin, los legionarios fueron al frente y vieron que la lucha contra los republicanos no era la marcha triunfal que se habían imaginado, el pánico se apoderó de ellos.

“Aquí, en Majadahonda –escribe Luigi Longo- se encontraron frente a frente los voluntarios antifascistas rumanos con el grupo de mercenarios fascistas enviado por la red fascista llamada “la Guardia de Hierro” y fue aquí donde encontraron la muerte, una muerte sin gloria, los dos fascistas rumanos Moţa y Marin.”[3]

Reacios a compartir la suerte de Moţa y Marin, caídos en Majadahonda el 13 de enero de 1937, los que quedaban con vida escribieron al “capitán”[4] pidiéndole que los llevaran de vuelta a Rumanía lo antes posible, olvidando que cuando se alistaron en el tercio habían declarado que lucharían hasta la victoria final. Al segundo mes de su llegada a España, el grupo de legionarios regresó a casa. Frente a la tenacidad con que luchaban las organizaciones progresistas, consideraron que lo más prudente era poner fin cuanto antes a su pretenciosa y ridícula “cruzada” contra el comunismo.

La repatriación y entierro de los dos legionarios fallecidos en España durante un bombardeo de artillería se transformó en motivo de la más increíble demagogia y sirvió para escenificar los objetivos politiqueros más triviales.

La verdad, los sentimientos reales de las masas trabajadoras, de las fuerzas progresistas de nuestro país tuvieron expresión en ese mismo periodo (en julio de 1938) en el documento del Partido Comunista Rumano que sigue a continuación (titulado “En España se decide el destino de la paz y la libertad”), de cuyo contenido nos permitimos citar algunas líneas reveladoras: “No les acompañó en la partida –a los voluntarios comunistas y patriotas rumanos, como se señalaba en este documento- la algarabía propagandística que tuvieron de su lado los pocos legionarios que estuvieron en España. Céntimo a céntimo, los amigos de la paz y de la democracia consiguieron reunir la cantidad necesaria para enviar a los voluntarios. Hubo que hacer frente a decenas de trabas y escollos para que los voluntarios rumanos pudieran llegar a España (…)” Y algo más adelante recalcaba dicho documento: “Muchos de ellos cayeron en el campo de batalla muertos por obuses alemanes o bombas italianas. En su entierro no hubo ni cientos de curas, ni música, ni coronas. Sus tumbas están perdidas en algún lugar entre las peñas de Guadarrama o por las llanuras de Cataluña. Pero sus nombres no morirán. Pasarán los años. Individuos como Moţa o Marin permanecerán en el recuerdo de las gentes como unos descarriados, caídos por una causa enemiga de su pueblo y de su patria, enemiga del mundo y de la humanidad. Pero la memoria de los héroes de la guerra en defensa de la República española permanecerá imborrable como recuerdo de unos luchadores por la libertad de España y de su propio país, por el bien y la paz del mundo entero.”

La historia ha confirmado y confirma cada vez más firmemente esta visión. Los comunistas y patriotas rumanos lucharon en España animados por la convicción, que brota del más ardiente patriotismo, de que servían así, directamente, a la causa de su propio pueblo; de que con su propio sacrificio defendían la libertad del pueblo rumano, la integridad territorial de la patria, la independencia y la soberanía nacional de Rumanía, amenazadas entonces por el hitlerismo alemán y el régimen fascista húngaro de Horthy.

EN EL FRENTE DEL RÍO JARAMA

La segunda mitad del mes de enero fue para los luchadores de las Brigadas Internacionales un periodo de reposo bienvenido y bien merecido tras los combates extenuantes que habían tenido lugar en la Ciudad Universitaria y la Casa de Campo, en Las Rozas y Majadahonda. Esos días se emplearon en recomponer y reorganizar. Las dos primeras brigadas internacionales, cuyos efectivos habían quedado reducidos a un tercio, debían completarse. Se organizaron unidades nuevas; se pusieron las bases de una colaboración más estrecha entre las unidades españolas y las internacionales.

Restos de un nido de ametralladora en el frente del Jarama
(Foto de Un vallekano en Rumanía)
Fuimos a Murcia. La ciudad y sus alrededores parecían un oasis pintoresco, rodeado de una tierra seca como la piedra. Cientos de años atrás se había creado allí un sistema de riego alimentado por el río Segura y ahora las filas rectas y altas de palmeras, las higueras y los imponentes cipreses cautivaban la vista. Para los voluntarios rumanos que habían pertenecido hasta entonces a la XI brigada fue un periodo de emociones y preparativos intensos: concluyó la organización del batallón rumano de artillería, cuya creación se había decidido, como hemos visto, en diciembre de 1936. La colaboración con Carré y Arbousset se desarrolló en un espíritu de absoluto entendimiento. Distribuimos a los hombres, comenzamos su instrucción y nos desvivimos por obtener armas. El simpático Zdeněk Přibyl, a quien ya he mencionado, nos puso un mote: “Los tres mosqueteros”, nos dio a cada uno los papeles de Athos, Porthos y Aramis, y se reservó para él el de d’Artagnan. Hans Kahle, el comandante de la XI brigada, y Ludwig Renn, el jefe de su estado mayor, estuvieron en permanente contacto con nosotros y nos ayudaron a resolver problemas complicados y de lo más diverso. En condiciones excepcionales todos los recursos se aprovecharon al máximo: en poco tiempo la unidad estuvo en pie y en los primeros días de febrero, cuando fuimos enviados al frente del Jarama, ya estábamos en condiciones de cumplir debidamente las misiones de combate que se nos habían encomendado, a pesar de las deficiencias en lo tocante a armamento y munición.

A un gran número de voluntarios rumanos –soldados de infantería- que habían llegado a lo largo del mes de enero, se les destinó a una nueva brigada internacional, la XV brigada, que se formó por entonces. En el seno del batallón “Lincoln” de esta brigada se encuadraron los luchadores americanos y canadienses; los franco-belgas constituyeron el batallón “6 de febrero”; y todos los que venían de los países balcánicos (rumanos, yugoslavos, búlgaros, albaneses, griegos) fueron agrupados en Mahora para formar el batallón “Dimitrov”, en el que se hablaban más de doce lenguas.

Entre los miembros de las Brigadas Internacionales y de los luchadores españoles, los comisarios políticos desarrollaban una intensa actividad. El principal objetivo que se perseguía con el trabajo político era aumentar la capacidad de lucha de las unidades republicanas, toda vez que se acercaba la hora de las grandes batallas.

En realidad, el estado mayor republicano preparaba una operación de envergadura con el objetivo de envolver a las fuerzas enemigas del sudoeste y sur de la capital y empujar el frente más allá de Brunete.

Al mismo tiempo, los fascistas estaban ocupados en febriles preparativos: disponían, para la ofensiva que estaban planeando, de más de 30.000 hombres, de artillería alemana, de tanques italianos, de bombarderos y cazas. A partir de ese momento, Franco iba a tratar de dar un gran golpe en el frente del río Jarama que le asegurara la conquista de la capital. Allí tuvo su inicio en febrero de 1937 una de las mayores y más sangrientas batallas por la defensa de Madrid. De acuerdo con el plan elaborado por un estado mayor alemán, las fuerzas fascistas debían cortar la carretera Madrid-Valencia y conquistar de este modo las posiciones que permitieran completar el cerco de Madrid.

El 6 de febrero los fascistas desencadenaron una poderosa ofensiva, incluso en el sector en que debía tener lugar el ataque de los republicanos, privándoles a éstos de la iniciativa. Los fascistas atacaron por tres direcciones y rompieron toda la línea del frente. No obstante, los republicanos, aprovechando los preparativos que habían realizado con vistas a la ofensiva, concentraron rápidamente tropas para detener al enemigo.

Durante 3 días, unas cuantas brigadas republicanas hicieron frente a ataques encarnizados al oeste del río Jarama, que los fascistas lograron cruzar el 8 de febrero. En ese momento, los fascistas trataron de desplazar sus fuerzas en dirección a Arganda y Morata de Tajuña. Desde allí pretendieron efectuar un movimiento envolvente más amplio para cortar todas las comunicaciones de la capital con el este del país.

El 11 de febrero los fascistas atacaron por sorpresa y aniquilaron una compañía del batallón franco-belga que custodiaba el puente del Pindoque, ocupándolo. Por la brecha que acababan de abrir atravesaron rápidamente cinco batallones enemigos apoyados por tanques. La posición que ocuparon se encontraba a 3 ó 4 kilómetros del puente de Arganda, punto extremadamente importante que defendía la XII brigada. Pero otro sector de gran importancia –los cerros situados frente al puente del Pindoque y la localidad de Morata de Tajuña- había quedado al descubierto. Hacia allí se dirigieron las fuerzas de la XI brigada y allí también entró en combate, en el curso de la batalla del Jarama, el 12 de febrero en concreto, el batallón rumano de artillería, en apoyo inicialmente del batallón “Edgar André” de la XI brigada.

Fue el momento en que la batalla alcanzó su mayor intensidad. En el frente, además de las fuerzas españolas, dirigidas por Modesto y Líster, y de las brigadas internacionales que he mencionado más arriba, participaron otras dos brigadas internacionales, la XIV y la XV. Al final de la batalla, en el frente se encontraban doce brigadas republicanas, de las que cuatro eran internacionales.

Ambas partes emplearon, por lo tanto, numerosos efectivos en la batalla. También fue mucho más abundante que hasta entonces el material de guerra utilizado. Los combates fueron sumamente violentos.

Al final del día 12 de febrero, los fascistas estaban cerca de Arganda y Morata de Tajuña. Habían concentrado allí en el transcurso de la noche 15.000 hombres, 80 cañones y 50 tanques, con miras a la operación que estaban preparando. La relación de fuerzas era de 3 a 1 a favor de los rebeldes.

Las fuerzas republicanas –españoles y voluntarios internacionales- dieron muestras desde ese momento de un valor excepcional, de un elevado heroísmo, de un sublime espíritu de sacrificio, solidaridad y camaradería. Era evidente que los luchadores republicanos habían aprendido mucho en las batallas anteriores. Y para quienes entraban por primera vez en combate, el entusiasmo y la conciencia de lo justo de la causa que defendían hacían las veces de la experiencia. Durante días los luchadores permanecieron en vela: de día, atentos al más mínimo movimiento del enemigo, que no les dejaba un instante de reposo; por las noches, cavando trincheras o reforzando nuevas posiciones. A pesar de la tortura de la sed y del hambre –el aprovisionamiento se hacía entre grandes dificultades-, lucharon con idéntica determinación. Ante la tenaz resistencia, los fascistas se mostraron impotentes. Tras diez días de intensos combates, los republicanos pasaron de la defensa al contraataque. A los doce días de la ruptura de hostilidades por parte de los fascistas, éstos se encontraban prácticamente en la línea que habían ocupado el primer día.

Manuel Aznar, apologeta de la guerra que los fascistas provocaron en España, al hablar de la batalla del Jarama, se ve obligado a reconocer que “(…) fue necesario renunciar a progresos más profundos, así como a la conquista de determinados pueblos (Arganda, Morata de Tajuña)”[5]. Y renunciaron porque no les quedó otra salida; las fuerzas republicanas les obligaron a ello. Para ganar unos cuantos kilómetros de terreno, las unidades fascistas y los marroquíes perdieron una cantidad considerable de sus efectivos. Los franquistas no alcanzaron los objetivos que perseguían. No llegaron a Alcalá de Henares, no lograron ocupar siquiera un día Arganda ni Morata de Tajuña, aunque cacarearon a los cuatro vientos la noticia de que las habían conquistado. La tercera ofensiva contra Madrid había terminado con un vergonzante fracaso para los fascistas.

En la historia de la guerra por la libertad, los luchadores españoles y los brigadistas internacionales escribieron con la batalla del Jarama una nueva página de gloria.

Para el pueblo rumano, el heroísmo con que lucharon sus voluntarios en aquella gran batalla constituye un motivo de orgullo. El batallón rumano de artillería, que entró por vez primera en combate en un momento en que los enfrentamientos habían alcanzado su mayor intensidad y con la tarea de actuar en un sector difícil y de gran importancia, cumplió con honor su misión. “En los combates del Jarama se distinguió el grupo (batallón) rumano de artillería, que apoyó brillantemente los esfuerzos de nuestra infantería, provocando pérdidas materiales y de efectivos al enemigo”[6] –escribe Luigi Longo.

Me referiré aún a algunos hechos de armas llevados a cabo por el batallón rumano de artillería en el curso de la batalla del Jarama…

Era el 14 de febrero. Los fascistas habían desencadenado uno de los ataques más furibundos desde el inicio de la ofensiva del Jarama. Atacaban en dirección a Morata de Tajuña; habían conseguido aproximarse a la carretera Chinchón-puente de Arganda. El batallón rumano de artillería no se encontraba lejos de aquella carretera, en las cercanías del pueblo de Arganda.

Las unidades de la XI brigada hacían frente a duras penas a las fuerzas enemigas. Algunas unidades se habían visto obligadas a retirarse y existía el peligro de que por la brecha que se había creado penetrasen las unidades motorizadas de los fascistas, que ampliaran la brecha y cortaran la carretera Morata de Tajuña-Arganda, por donde se producía la circulación rodada hacia Madrid.

En esa situación se ordenó la entrada en combate del batallón rumano de artillería. Se decidió que las baterías del batallón rumano disparasen simultáneamente para crear una poderosa barrera de fuego ante las tropas enemigas que avanzaban. Una vez se hubo regulado el tiro sobre un frente de casi un kilómetro, se dio la orden: “¡disparo rápido!” Los cañones del batallón hicieron un esfuerzo inconcebible para poder disparar al máximo ritmo que les permitía su antigüedad. Se llegó a los 30 ó 40 disparos por minuto, auténtico récord para las condiciones de uso de un armamento tan envejecido como el que, en general, tenía el batallón. Los cañones habían alcanzado tal temperatura que era imposible su manejo si no era con guantes. Las baterías y los cañones competían entre sí. Los proyectiles caían sobre el enemigo que avanzaba como una densa lluvia de fuego. Comenzó a faltar la munición. Fue un momento difícil, pero gracias a la buena organización y al buen funcionamiento del servicio de transportes del batallón y a la ayuda prestada por las unidades españolas, al grupo rumano le llegó a tiempo toda la munición necesaria.

La situación seguía siendo grave. En un momento dado, los franquistas desencadenaron un ataque furibundo con tropas de marroquíes y del tercio que lograron penetrar hasta nuestras líneas. La mayor presión hubo de soportarla el sector cubierto por el “Edgar André”, otro batallón de la XI brigada y nuestro grupo de artillería. Había que actuar a toda prisa.

Abandoné el punto de observación del grupo y me encaminé a paso ligero hacia un punto de observación más avanzado –en realidad un inmenso socavón- donde encontré a los comandantes de los dos batallones, el alemán Gustav Szinda y el húngaro Szalvay Mihály. Estaban reunidos para coordinar sus fuerzas y cubrir la totalidad del frente de ambas unidades. Nos consultamos sobre las medidas que había que adoptar. Analizamos la situación y nos dimos cuenta de que había que hacer algo y rápido para impedir que el enemigo penetrara aún con mayor profundidad.

-Deberíamos –dijo Szalvay- crear una barrera de fuego sobre nuestra mismísima primera línea, por donde se siguen colando los fascistas. ¿Podríais hacerlo? En mi opinión es absolutamente necesario.

-Es una operación muy difícil; a la menor imprecisión podríamos golpear a los nuestros. Pero creo que realmente es la única solución –corroboró Gustav Szinda.

Las baterías del batallón recibieron la orden de batir nuestra primera línea; la orden se ejecutó y obtuvimos el resultado esperado. En opinión de todo el mundo, la medida contribuyó a restablecer la situación en el sector que cubríamos.
El Alto de El Pingarrón, uno de los puntos calientes de la Batalla del Jarama
(Foto de Un Vallekano en Rumanía)

Más tarde, reflexionando sobre aquellos acontecimientos, llegué a la conclusión de que se dan situación en que se puede resistir incluso bajo el fuego de la propia artillería. (Aquella “experiencia” me templó en cierta medida. Me ayudó a soportar mejor otras pruebas de este tipo más tarde.)

Los violentos combates se desarrollaban sobre todo el frente. El enfrentamiento se prolongó durante horas, pero con resultados beneficiosos para las fuerzas republicanas. La cortina de fuego de la artillería hizo grandes pérdidas entre las tropas fascistas y provocó que en diferentes puntos el avance del enemigo se detuviera. Hacia las 4 de la tarde el ataque fascista se detuvo en todo el sector. Importante fue también el papel de la aviación republicana: cuando las tropas fascistas comenzaron a dar muestras de indecisión ante la cortina de fuego de la artillería, bombardeó intensamente las posiciones enemigas, contribuyendo a detener el ataque.

La segunda fase de este combate comenzó alrededor de las 5. Desde ese momento, las fuerzas republicanas pasaron a un ataque coordinado de la infantería y la artillería con el objetivo de rechazar a las tropas fascistas más allá de la carretera Chinchón-puente de Arganda, que el enemigo había conseguido alcanzar por la mañana. En el ataque lanzado por la IX brigada, participó nuevamente todo el grupo rumano, contribuyendo a restablecer las líneas republicanas el 14 de febrero.

Los días 15 y 16 de febrero, los fascistas continuaron los ataques en dirección a Morata de Tajuña y el puente de Arganda.

La reorganización de las unidades armadas republicanas, que tuvo lugar en la noche del 15 de febrero y de resultas de la cual la IX brigada junto con la XV brigada internacional y con las brigadas españolas XVI y XXIV entró en la división B, planteaba nuevas y complicadas tareas al batallón rumano de artillería.

Había que defender a toda costa el puente de Arganda cuya ocupación por el enemigo habría representado un peligro directo para Madrid. Ahora bien, la conquista de ese puente era el objetivo del poderoso ataque que preparaban los fascistas para el día 15 de febrero.

En previsión de esta ofensiva, a propuesta del batallón de artillería rumano, la comandancia del sector acordó, de modo completamente inusitado y en contra de las normas tácticas, que la artillería abriera fuego a discreción durante la noche contra las posiciones y concentraciones de las tropas fascistas. Muchos dudaban de la eficacia de una operación semejante, en la idea de que representaría un gasto inútil de munición que, en todo caso, era bastante escasa. Otros consideraban que, de esa manera, existiría el peligro de que el enemigo localizara más fácilmente las posiciones de las baterías del grupo y las destruyera, algo que había que evitar tanto más cuanto que los fascistas disponían de una artillería mucho más poderosa que los republicanos.

Los motivos en favor de esta medida eran, no obstante, de mucho peso. Con ella se pretendía, en primer lugar, que los fascistas no tuvieran una noche tranquila antes del ataque que preparaban: se trataba de que estuvieran en vela, nerviosos, en estado de alarma permanente. En segundo lugar, había que hacer creer a los fascistas que los republicanos, a su vez, preparaban una acción, poniéndoles de ese modo en aprietos y forzándoles a cambiar de planes.

En cuanto al peligro de que localizaran las posiciones de nuestras baterías, se podía evitar, como así fue, desplazándolas en el curso mismo de la noche.

Por la noche, ya tarde, llegó del mando del frente la orden de que, durante la noche, se abriera fuego a discreción sobre las posiciones enemigas, cuyas coordenadas habían establecido a lo largo de la jornada del 14 los oficiales de observación del grupo rumano y los exploradores del batallón “Edgar André”.

En aquella ocasión nos dimos cuenta del mucho provecho que podíamos sacar del talento de Přibyl. El pintor checo elaboró un mapa panorámico que nos resultó de suma utilidad. No era el mapa perfecto de un diplomado de la Academia Militar, pero cualquiera se podía orientar siguiéndolo y al cotejarlo demostró ser rigurosamente exacto. Přibyl se encontraba en su puesto de observación e instruía a un observador de reserva. Le oía como le decía:

-Nunca comuniques nada más que lo que veas con claridad. Un observador histérico pone en movimiento a toda una batería por un quítame esas pajas de nada y nosotros no tenemos munición que malgastar.

Me vio y detuvo al punto sus instrucciones.

-¿Tú aquí? ¿Sin camuflar y a 300 metros de las trincheras enemigas como un gallo encaramado en la torre de una iglesia? Debo estar aquí 14 horas seguidas así que hazme el favor de lárgate, ¿o es quieres destruirme el puesto de observación?

Su “puesto de observación” era lisa y llanamente un socavón de un metro de ancho por dos de largo a los pies de un olivo aislado. Lo dejé para que se siguiera ocupando de sus tareas junto con el operador del puesto.

La orden de abrir fuego estaba señalada para la 1 de la madrugada. Y a la 1 en punto todo el frente recibió la sacudida de los disparos del batallón rumano. Aturdidos por el sueño, sorprendidos, los hombres se preguntaban qué ocurría. La operación se repitió dos veces más: a las 2 menos cuarto y a las dos y media.

Los soldados republicanos de la primera línea pudieron observar, a la luz de las explosiones de los proyectiles, el pánico que produjo entre las tropas fascistas el bombardeo de nuestra artillería. A su vez, los prisioneros hechos al día siguiente, cuando fue rechazado el ataque fascista, reconocieron que el fuego de artillería de aquella noche dejó desconcertado a su mando, que no pudo entender las intenciones del republicano, y también, en cierta medida, a las tropas que iban a entrar en combate. Asimismo contaban que el fuego había provocado graves pérdidas materiales y humanas a los fascistas.

En el curso del ataque fascista del día 15 de febrero, ataque de una singular violencia, los artilleros del batallón rumano vivieron de nuevo horas difíciles. Pero lucharon con gran arrojo. Se percibía en ellos la tensión a flor de piel…

Una batería enemiga nos dio mucho trabajo. Los observadores no habían logrado descubrirla. Consiguieron dar con ella los “muchachos” del estado mayor con ayuda de los mapas. Enfocamos nuestros prismáticos hacia ese punto y vimos cuatro cañones en plena acción. Arbousset se fue de inmediato a uno de nuestros cañones; Thonet, subteniente belga, a otro; verificaron los instrumentos de puntería y dieron órdenes a los servidores.

Disparamos una descarga, pero no vimos nada. Otra, con el mismo resultado. Comunicamos con nuestros observadores y descubrimos que el enemigo había instalado sus cañones exactamente igual que nosotros. Detrás de su batería había una depresión en el terreno y por ello no se llegaban a entrever las explosiones de nuestros obuses.

Acortamos el tiro. Las explosiones se producían ya dentro del campo visual. El tercer disparo dio en el blanco de lleno. Disparó toda la batería. Lleno de entusiasmo, Nicolae Cristea, por entonces servidor del cañón, punteaba cada disparo con una palabra de la consigna de lucha del pueblo español: ¡paz!, ¡pan!, ¡libertad!

Arbousset presa de un estado que la batería llamaba furia francesa, ordenó:

-Tir à volonté![7]

Que para los franceses significa el tipo de tiro más rápido. Unos cuantos minutos de cañoneo infernal y las piezas de los rebeldes fueron aniquiladas. Arbousset volvió a su puesto y dijo:

-Si hace falta, les enviamos 2 ó 3 descargas más. Aunque creo que hemos acabado con ellos.

Una media hora después se observó un movimiento en la posición enemiga.

-¡Tres descargas seguidas!

Los artilleros ejecutaron con presteza la orden y barrieron con sus proyectiles las posiciones enemigas. Tras un cañoneo de media hora, los observadores anunciaron:

-Ni un ratón ha quedado vivo…

Pero la relajación duró poco. En un momento del ataque, en el frente aparecieron inesperadamente 16 tanques fascistas. Existía el peligro de que las líneas republicanas se rompieran, peligro tanto mayor cuanto en los sectores próximos los fascistas habían introducido un gran número de tanques. Sin embargo, gracias a la presteza con que fueron ejecutadas las órdenes del puesto de observación del grupo rumano de artillería, gracias a la operatividad de todos los artilleros, a su entusiasmo y espíritu de sacrificio, comenzó una auténtica cacería de tanques fascistas.

El resultado de esa “cacería”, en la que se dispararon cientos de obuses, fue que 5 tanques fascistas quedaron fuera de combate. Algunos, en el campo de batalla atravesados por los proyectiles, otros, envueltos en llamas. El efecto psicológico fue enorme. El resto de tanques se dio media vuelta y abandonó el campo de batalla. Fue un punto de inflexión en el desarrollo de los combates: la infantería de la XI brigada pasó al contraataque y recuperó las posiciones perdidas en el transcurso de la jornada.

A la noche, cuando el frente quedó en calma, nos reunimos para la cena. Estábamos en un estado de sobrexcitación nerviosa y discutíamos animosos los acontecimientos del día, contentos por los resultados obtenidos. Era también la ocasión de puntualizar algunas cosas. Uno de los nuestros le dijo a Arbousset aludiendo a una acción que había llevado a cabo:
Ilustracíon sobre la Guerra Civil española de la revista rumana
Vremea, 24 de enero de 1937

-Pues con todo, que sepas que fuiste demasiado temerario y la cosa podía haber salido mal.

-Podía, pero salió bien. Incluso muy bien. Mi lema, como el de Napoleón es “el que nada arriesga, nada gana”.

-Vale, pero –le respondieron- con hombres con tan poca preparación como los nuestros el riesgo era doble.

-Amigo, también Napoleón decía que “no hay malos soldados, sólo hay malos oficiales”. ¿Espero que no estés insinuando que me encuentro entre estos últimos?

Carré nos guiñó el ojo. La costumbre de Arbousset de citar al emperador era una de los blancos de las pullas amistosas de Gaston, que tenía una lengua afilada. Aquella vez, no obstante, le dejó en paz, pues otra cosa le preocupaba.

-Deja al emperador que descanse en paz. Mejor sería que honráramos su memoria bebiendo un vasito del famoso coñac que lleva su nombre. Tengo unas ganas locas de echar un trago...

-No tienes mal gusto; yo me conformaría con uno de menos campanillas.

-¿Qué te crees, que yo no? –dijo Gaston rebajando de inmediato sus pretensiones-. Pero no tenemos ni gota. En cuanto pueda convierto todo mi dinero en coñac.

-¿Y yo qué puedo hacer? –se lamentó Thonet-, que por no tener no tengo ni dinero.

-¿De veras, ingenierillo? –le tomó el pelo Carré-. Pero, ¿de qué me sorprendo? En Francia se decía en tiempos que un ingeniero era quien hacía con un franco lo que hacía el prójimo con dos; hoy los jóvenes ingenieros hacen con dos francos los que hacen los obreros con uno...

Thonet no se enfadó. A la primera ocasión que tuvo se tomó la revancha. Y además sabía que, aunque los muchachos le echaban en cara que se anduviera con remilgos, en el trabajo apreciaban su saber, puesto que realmente nos era de mucha utilidad.

-Pues Gaston, –intervino también Přibyl- no estarás tan muerto de sed si te quedan ganas de bromear.

-Sí, porque en primer lugar estoy muerto de cansancio. Venga, muchachos, intentemos dormir algunas horas, si nos dejan, que precisamente mañana vamos a tener un buen baile.

***




[1] Rama paramilitar de la Legión de San Miguel Arcángel, formación fascista rumana creada en 1927 por Corneliu Zelea Codreanu, también conocida como Movimiento Legionario. [N. de los t.]
[2] Traducción literal del proverbio rumano cuyo equivalente español sería “Dios los cría y ellos se juntan”. [N. de los t.]
[3] Retraducción a partir del rumano. [N. de los t.]
[4] Corneliu Zelea Codreanu. [N. de los t.]
[5] Manuel Aznar, Historia militar de la guerra de España (1936-1939). [N. del A.]
Manuel Aznar Zubigaray fue abuelo paterno José María Aznar López, ex presidente del gobierno español. [N. de los t.]
[6] Retraducción a partir del rumano. [N. de los t.]
[7] “¡Fuego a discreción!”. En francés en el original.  [N. de los t.]



COLECTIVO VALAKIA ROJA (VKR)

Un yankee en la corte del rey Carlos I de Rumania (1913)


En el número de octubre de 1913 de la revista National Geographic se publicó un interesante artículo del periodista  norteamericano Federico Moore sobre  Rumanía, „un país que acaba de salir de la ciénaga de la historia”, según el autor.

El artículo se titula "Rumania y sus ambiciones", y describe el país en el contexto geopolitico de los Balcanes, su riqueza economica y su agresiva politica exterior. Estamos hablando de los años previos a la Primera Guerra Mundial, en el marco de las Guerras Balcánicas y la creciente influencia de las potencias occidentales en los antiguos territorios del Imperio Otomano en decadencia.

Se trata de un texto bastante largo, por lo que a continuación haré un sucinto resumen, ademas de colgar las preciosas fotos realizadas por el mismo Moore.

El autor muestra a los lectores un breve panorama de los acontecimientos históricos vividos por este país hasta ese año – 1913 -, y se centra en la situación socio-económica y política que cambió radicalmente con la entronización del rey Carlos I en 1886 (entonces Rumania todavia estaba formada solo por el antiguo principado de Valaquia junto con la parte de la Moldavia independiente que no habia pasado a formar parte del Imperio Otomano y luego del Ruso, la actual Rep.Moldova, incluyendo parte del territorio bulgaro conquistado en las Guerras de los Balcanes -el Cuadrilátero-).

En relación con la geografia, Moore hace una descripción del pais, que por aquel entonces era un goloso caramelo a los ojos de los nuevas potencias occidentales, en especial Francia, pero también ya Estados Unidos: "... la tierra es rica a lo largo y a lo ancho, los puertos del Danubio reciben y envian mercancia a todo el mundo: un barco postal une los puertos de Constanta con Constantinopla y otros centros comerciales del oriente, y algunas ciudades se parecen mas a una metrópoli occidental que a una capital de Los Balcanes. El suelo es negro y rico, la llanura entre las montañas y el Mar Negro es una de las zonas que mas trigo producen del mundo. A los pies de las montañas se extiendes kilómetros de viñas. El vino que produce el reino le convierte en el quinto exportador europeo. Las montañas están cubiertas de mas de 3,5 millones de hectáreas de bosque, que se conservan con gran cuidado, porque el rey es un gran amante de los bosques y la exportacion de madera puede traer ingresos incuantificables"

Moore se sorprendió al descubrir la belleza de la Bucarest de entonces, en la que la influencia francesa estaba empezando a hacer mella, tras el fin de la dominación otomana, que había ahogado hasta fecha reciente toda posibilidad de desarrollo autonomo. Así, escribe que "... la capital es una sorpresa para los visitantes de otros países. Pocos esperan encontrar en un pais de los Balcanes, una capital que con razón puede llamarse Micul Paris, y Bucarest todavía merece este título. Es una ciudad con calles amplias y limpias, donde se puede encontrar una variedad de tiendas y espléndidos edificios públicos, bulevares y casas hermosas, que muestran, con efectos notables, la arquitectura tradicional del país .... Aquí existe una especie de café al aire libre, común en invierno en las calles de Bucarest, donde el comerciante vende la leche caliente de su propia vaca. Los rumanos son moderados y, a pesar de su vino, beben con moderación."

Haciendo referencia a la situación de las minorías y las relaciones con los vecinos, el autor menciona que "... en general, junto a los rumanos viven ciangai (rumanos hungarizados), griegos, armenios, turcos, rusos, búlgaros y tártaros ... Entre los habitantes de Rumania, el 4,5% son hebreos, que superan en número a cualquier lugar de Europa.  La mayoría vive en Moldova, en particular en la ciudad de Iasi. .... " Aunque no habla demasiado de los rromi, en sus fotos se aprecia que los había en un gran número en la Bucarest de 1913.

Acerca de las relaciones exteriores de Rumania, a las que considera agresivas, escribe que: "Los rumanos son latinos rodeados por húngaros y eslavos, hubieran deseado ocupar los territorios ocupados por valacos al sur del Danubio. Las relaciones con los estados vecinos pudieron ser dificilmente amistosas: acaban de escapar de la dominación turca, se sienten amenazados por el Imperio Ruso, tienen problemas con los serbios en el Banat, de los griegos todavia pervive la memoria de los rapaces fanariotas de la administracion, los hungaros de Transilvania oprimen a sus hermanos..., y con los búlgaros, tampoco tienen una relación mas cercana ... " (de hecho, se habian enfrentado recientemente en la Guerra de los Balcanes, perdiendo Bulgaria a manos rumanas el territorio al sur del Danubio conocido como „el Cuadrilatero rumano”, o Dobroja sur).

Como hemos dicho más arriba, Moore realiza gran cantidad de fotos de rromi rumanos, especialmente en la ciudad de Bucarest, aunque no habla demasiado de ellos

Despues dedica unas cuantas palabras a la descripción del campesino rumano, un tanto romántica, pues seguro que el escritor rumano Panait Istrati no estaba tan de acuerdo en lo idílico del retrato: "... sin ser demasiado religioso, no permite que misioneros de otra religion prediquen en su tierra, como el cristianismo protestante”...”En pocos lugares se ve que los campesinos guarden tan celosamente su traje tradicional. Los agricultores rumanos se casan muy pronto y la tradición conserva en la ceremonia el robo de la novia. En algunas regiones se pinta una flor en el muro de la casa con el rostro de la esposa”. "...El campesino rumano está lleno de encanto y sabiduria. Orgulloso y patriótico, está tan ocupado como es modesto. En la mayor parte del año le basta comer vegetales y mamaliga”.

En este caso, quizás Istrati hubiera dicho que a la necesidad le llaman voluntad. En la fecha de la visita de Moore, por cierto, hacia bastante poco tiempo de la matanza de campesinos efectuada por el ejercito del rey Carlos I en 1907, tan solo por pedir pan y exigir que los salvajes boyardos rumanos no les trataran como perros (tal y como describe con maestria el citado escritor rumano, Panait Istrati, en su obra "Los Cardos del Baragán").

Por último, Moore concluye hablando sobre la aspiración a la unidad de todos los territorios con mayoria rumana: „La gran aspiración de los rumanos es que llegue el dia cuando exista una Rumania para todos los rumanos. Pero la realización de esta ambición parece estar más allá de sus posibilidades”.

Aquí el autor norteamericano se equivocó, pues cinco años después los azares de la Primera Guerra Mundial provocarian la carámbola que haria realidad ese sueño.

A continuación, las fotos de Moore:





















Fte: National Geographic, octubre de 1903.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Las democracias populares en Europa del Este; Hilary Minc, 1949

La presente obra, Las democracias populares en Europa del Este, es del polaco marxista-leninista Hilary Minc, una de las figuras más importantes del comunismo de su país, y que llegó a ocupar el cargo de Ministro de Industria y Comercio, lo que nos indica su relevancia en el periodo de Bolesław Bierut. 

Fue una figura en la política polaca socialista que fue degradado del partido en 1956 y totalmente expulsado en 1959, tras la muerte de Stalin y el posterior triunfo de los que comenzaron la lenta decadencia del socialismo (en Polonia bajo mandato del revisionista Gomulka).

En palabras del autor, esta obra estaba destinada a hacer entender las democracias populares y su línea de desarrollo, que se basaba en: «hacer un esfuerzo para hacer que el actual retraso histórico sea superado, y con ello ponerse al día con la Unión Soviética» marchando al comunismo.

Acción Roja de Croacia: Información sobre la realidad de las revueltas actuales en Bosnia y Herzegovina

Acción Roja de Croacia ha difundido un comunicado sobre las protestas que se están extendiendo en Bosnia y Herzegovina, con el fin de dar a conocer la realidad de lo que está pasando a los camaradas de otros paises.

En el se demuestra que, a pesar de la propaganda mediática que repite las clichés de los años 90, no se trata de lucha entre etnias o pueblos, que están fomentadas en realidad por los enemigos de los trabajadores para aprovecharse de su división, sino de protestas sociales contra la opresión, la pobreza, la explotación y el saqueo de la clase capitalista a la clase obrera.

A continuación traducimos su interesante información:

Información sobre lo que está ocurriendo en Bosnia y Herzegovina para nuestros camaradas extranjeros:


La protesta comenzó el 4 de febrero en la ciudad industrial de Tuzla, donde los trabajadores de varias empresas privatizadas ubicadas en la ciudad organizaron una protesta (sin la ayuda o el apoyo de los sindicatos oficiales) para exigir la cancelación de las privatizaciones y contra el cierre de las fábricas. A ellos se sumaron gran número de personas de la ciudad y la región, especialmente los estudiantes y los jóvenes desempleados.

La protesta de Tuzla se extendió por todo el país, organizándose otras manifestaciones de solidaridad en varias ciudades de Bosnia y Herzegovina. Esta no fue ni mucho menos la primera movilización de este tipo, sino una continuación de las protestas anteriores contra la pobreza y la corrupción, como las que son frecuentes en los últimos años no sólo en este país, sino en muchos países de la región (Bulgaria, Rumania, Croacia, Eslovenia etc.).

Bosnia tiene el salario medio más bajo de todos estos países y cuenta con tasas significativamente mayores de desempleo juvenil que Grecia, España o Croacia.

Las protestas que comenzaron la semana pasada eran mucho más numerosas que las protestas anteriores. Asimismo, los manifestantes se defendieron con gran éxito contra la represión policial. El 7 y 8 de febrero, los manifestantes lograron ocupar y quemar parte de varios edificios del gobierno local y estatal en Tuzla, Zenica, Bihac, Mostar y Sarajevo, incluyendo el edificio de la Presidencia en Sarajevo. También han obligado a varios gobiernos regionales a renunciar oficialmente (debido al complicado sistema político basado en el origen étnico, los gobiernos regionales tienen mayor poder  que el propio gobierno estatal).

El domingo11 de febrero, coordinados por la UE, los gobiernos de Croacia y Serbia pasaron a la ofensiva. Coincidiendo en el mismo día , el gobierno de Serbia se reunió con los serbios de Bosnia y Herzegovina y el primer ministro de Croacia visitó a la minoría croata en la ciudad de Mostar.  Desde entonces, los medios de comunicación croatas han comenzado una agresiva campaña alegando que la protesta no es realmente una protesta social, sino que están orientadas contra los croatas de Bosnia y Herzegovina. Los medios de comunicación serbios han comenzado una campaña similar argumentando que las protestas son el "comienzo de una guerra musulmana contra los serbios " . 

Sin embargo,  las protestas se han extendido no sólo a las ciudades étnicamente mixtas como Tuzla o Mostar , sino también a los pueblos predominantemente croatas como Livno y Orasje, o ciudades predominantemente serbias como Prijedor y Bijeljina . Asimismo , el ministro de Asuntos Exteriores turco Mehmet Davatoglu visitó Sarajevo, se reunió con los políticos y la comunidad islámica y prometió que Turquía evitaría una guerra " como la de los años noventa " .

A diferencia de lo que sucede con Ucrania, la UE ha condenado a los manifestantes y no al Gobierno. El nivel más alto del poder en Bosnia y Herzegovina no es el estatal o el gobierno regional, sino la llamada "Oficina del Alto Representante", una especie de gobernador colonial nombrado por la U.E. con el apoyo de Estados Unidos. El actual "Alto Representante" es un austriaco llamado Valentin Inzko, que ha prometido que la UE va a intervenir militarmente si las protestas continúan. Varios otros miembros de la UE y políticos estadounidenses han solicitado ya una "intervención de la OTAN" lo más rápido posible para "garantizar la estabilidad".

Durante el fin de semana pasado, los manifestantes de varias ciudades como Tuzla, Sarajevo y Mostar organizaron "plenos", asambleas de los pueblos que aspiran a sustituir a las estructuras políticas del ámbito regional. Los "plenos" ya se han organizado en docenas de ciudades y pueblos, grandes y pequeños, en toda Bosnia y Herzegovina. Las demandas de los plenos son similares en todos lados: la renuncia de los gobiernos, la cancelación de las privatizaciones, la liberación de los manifestantes detenidos etc. Contrariamente a la propaganda en los medios occidentales, ningúno de los "plenos" ha exigido, sin embargo, la intervención de la "comunidad internacional".

Cientos de personas en Bosnia y Herzegovina han sido golpeados y detenidos por la policía en Bosnia y Herzegovina, muchos de ellos "de manera preventiva" y muchos por "apoyar las protestas" en Internet. También se han efectuado protestas solidarias en Croacia y Serbia.

La rebelión de los pueblos en Bosnia y Herzegovina, que es una rebelión anti-nacionalista y ciertamente social, está siendo atacada por la alianza reaccionaria de las fuerzas imperialistas (UE, Estados Unidos), los poderes expansionistas regionales (Turquía, Croacia, Serbia) y las élites políticas chauvinistas locales. La unión y el  esfuerzo conjunto de estas fuerzas para dividir a los trabajadores y los pueblos de Bosnia y Herzegovina con líneas étnicas y sectarias, con el fin de asegurar su propia influencia, demuestra una vez más que el imperialismo no puede resolver la cuestión nacional en los Balcanes. De hecho, provoca estas divisiones y trata de utilizarlas como última línea de defensa del sistema frente a las rebeliones de los pueblos. 

Por esta razón, es de gran importancia apoyar la lucha actual en Bosnia y Herzegovina, combatir la desinformación y la propaganda reaccionaria y luchar contra la intervención extranjera que intenta sofocar la rebelión.

!Corred la voz, construid nuevas barricadas, fortaleced la lucha!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...