martes, 8 de diciembre de 2015

El gobierno rumano no aumentará el miserable salario mínimo actual porque "en los paises BRICS los trabajadores son más pobres y no se quejan"

Añadir leyenda
La nueva ministra de economía del gobierno "tecnócrata" rumano, Anca Dragu, ha declarado que no aumentará el salario mínimo en 2016, tal y como tenía previsto el gobierno del socialdemócrata Victor Ponta (dimitido apenas hace un mes). El plan era subir el pírrico salario mínimo de 1.050 lei mensuales (230 euros brutos, es decir, poco más de 190 euros netos) hasta 1200 (270 euros; 225 netos), algo que a los neoliberales "apolíticos" aterrizados en el gobierno les parece demasiado.

¿Qué razón argumentan? Curiosamente, la principal causa de la negativa del gabinete de Dacian Ciolos es"el gran enemigo" de las corporaciones multinacionales occidentales: los BRICS, la nueva unión económica de paises emergentes que está "revolucionando" el capitalismo llevando al extremo las doctrinas de este: la reducción de costes, especialmente laborales.

La ministra, una joven política forjada en las oficinas comunitarias y elegida como responsable económica de su gobierno por el comisario europeo convertido, sin haber sido votado por nadie, en primer ministro de Rumania por "recomendación" de Bruselas, afirma que, literalmente, "en los paises BRICS, es decir Rusia, India, China y Africa del Sur, los trabajadores trabajan por cuatro perras"; si se suben los salarios, aunque sean ridículos e ínfimos, en Rumania, es posible que las empresas, muy "democráticas" y "respetuosas" con los derechos ellas, se vayan a alguno de estos paises donde no existen tantos remilgos con los sueldos de la clase obrera

¿Cómo competir con China, India o Rusia cuando en estos paises se aplican los principios de la economia neoliberal, al menos en lo que tiene que ver con los trabajadores, de forma extrema? De hecho,el presidente de Renault-Dacia en Rumania ya ha amenazado con llevarse sus fábricas o otros paises donde "no cueste tanto" la mano de obra si finalmente están obligados a aumentar el miserable sueldo de los obreros de sus fábricas.

Como se ve, los BRICS, tan defendidos por algunos despistados comunistas, se están convirtiendo tanto en el modelo como en la excusa de las potencias occidentales, que obligan a sus gobiernos coloniales a mantener a la clase obrera suficientemente esclavizada y humillada para que sus empresas puedan competir con los ídolos de gran parte de la izquierda "revolucionaria" europea, paises donde, como dice la ministra rumana, los trabajadores "son pobres y se aguantan" !Faltaría más!

No obstante,  lo que hacen los BRICS, los gobernantes rumanos o los paises que forman la órbita del capitalismo occidental, es decir, extraer el mayor beneficio posible de la fuerza de trabajo obrera, sin que cuente poco el bienestar, los derechos o la vida misma del trabajador, es el gran sueño de, sea alemán, norteamericano, chino o ruso, todo criminal capitalista, producto de "ese régimen  de producción y apropiación de lo producido (el Capitalismoque reposa sobre el antagonismo de dos clases, sobre la explotación de unos hombres por otros", como lo definieron Carlos Marx y Federico Engels en El Manifiesto Comunista.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...