viernes, 18 de diciembre de 2015

La base de Deveselu en Rumania y el escudo antimisiles conta Rusia preocupan a la población local

La nueva base norteamericana de Deveselu, en Rumania, ha empezado hoy a realizar la función por la que se ha construido: apuntar con sus misiles a Rusia desde la estepa de Oltenia, una de las regiones más pobres del pais, cercana a la frontera con Serbia. Con aburridos y falsos discursos políticos, las autoridades rumanas, dirigidos por el embajador de Estados Unidos en Bucarest, han repetido una y otra vez que la base tiene un papel defensivo y que no amenaza a Rusia, algo que ni los rusos ni nadie mínimamente avispado cree.

Incluso los habitantes de la pequeña y pobre localidad de Deveselu afirman tener miedo pues, como todo el mundo sabe en la zona, el ejército ruso ya ha amenazado que esta base norteamericano-rumana será uno de los primeros objetivos de sus misiles si la amenaza de la OTAN contra la Fedeación Rusa pasa a mayores.

La base de Deveselu se extiende a lo largo de 175 hectareas, y el valor de la inversión para reconstruirla (era una vieja base militar del ejército socialista de Rumania) ha sido de, de momento, 120 millones de dólares (según las autoridades rumanas, procedentes del gobierno norteamericano). Estará dotada de radares y 44 misiles "interceptores", (con un coste de 550 millones de dolares),y funcionará en coordinación con las bases ubicadas en otros paises vasallos de EEUU, miembros de la OTAN, como España, Turquía o Polonia.

La enorme inversión realizada hasta el momento contra Rusia (y en beneficio, por supuesto, de la industria militar norteamericana), contrasta con la indignante pobreza de los habitantes del entorno de Deveselu,que viven en su mayoría con apenas 100 euros al mes,  abandonados a su suerte por los gobiernos impuestos tras el golpe de estado de 1989, cuyo único interés de sus miembros ha sido llenar sus cuentas bancarias a cambio de favorecer a las multinacionales capitalistas, pasando por encima de su propio pueblo.

Nosotros estamos preocupados y no sabemos qué va a pasar de ahora en adelante. Creemos que ahora vamos a vivir como si en cualquier momento pudieramos ser atacados. No creemos que este escudo nos pueda proteger mucho. Los rusos van a dirigir sus misiles contra Rumania, debido a este escudo antiraqueta" o „Los rusos, cuando se enfaden con los norteamericanos, van a lanzar sus misiles contra nosotros, y nos van a borrar de la faz de la tierra", son algunas de las opiniones de los paisanos de Deveselu, a los que nadie ha preguntado, por supuesto, si están o no de acuerdo en que el imperio ubique sus armas contra la Federación Rusa en su pueblo (tal y como suele gastárselas la así llamada "democracia capitalista", donde la mayoría hace siempre lo que los más ricos deciden). 

Lo cierto es que los vecinos de Deveselu pueden ser pobres, pero no son tontos y, a pesar de la propaganda de los medios, de las declaraciones politicas, saben, en primer lugar, que este conflicto entre la OTAN y los rusos no tiene relacion con ellos, y que es cosa de la minoria que saquea diariamente el pais y de sus amos de Washington. Y, por supuesto, también tienen claro que, en caso de conflicto, para Rusia va a ser un paseo militar acabar con las amenazas de Rumania, y que ellos van a ser simplemente carne de cañón sacrificable y prescindible.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...