jueves, 17 de diciembre de 2015

La "democracia" rumana se perfecciona: los servicios secretos podrán entrar en los equipos informáticos sin orden judicial

El gobierno rumano ha dado una vuelta de tuerca contra los derechos tras aprobarse estos dias una polémica ley que permite a los servicios secretos (el SRI) acceder libremente, y sin necesidad de orden judicial, a los ordenadores y equipos informáticos de los ciudadanos.La ley llamada de Seguridad Cibernética ha sido votada por el Senado por los 92 representantes presentes, siendo estos de todos los partidos políticos (que no son, no obstante, más que marcas de la misma ideología antiobrera y fascistoide).


Hasta ahora, el Servicio Rumano de Información (SRI), es decir, la CIA rumana (o la CIA en Rumania, teniendo en cuenta la sumisión total de las autoridades a la embajada de EE.UU.), necesitaba la parece que engorrosa orden de un juez para entrar en los ordenadores que cada rumano tiene en sus casas, aunque de boquilla políticos y autoridades no se cansen de repetir que democracia significa "imperio de la ley". Sin embargo, en la práctica, ya no hay ninguna traba, ni siquiera la justicia, para controlar a los "espias" rumanos en constante lucha contra su propio pueblo (como sabemos, el principal enemigo siempre de la minoria que vive a su costa y ha tomado el poder mediante la violencia (que aplica, a mayor o menor intensidad, cotidianamente).

Curiosamente, los medios de propaganda del sistema no dejan de criminalizar a la policia "política" comunista porque esta, dicen, vigilaba cada paso que daban los "oprimidos" ciudadanos, mientras parece que la vigilancia virtual de nuestras comunicaciones, trabajos, secretos y escritos personales ante nuestras propias narices no tiene nada de opresor, sino, mílagro del control mediático del lenguaje, que en este caso es muy democrático.

En las nuevas condiciones, las investigaciones informáticas van a ser más rápidas, afirman los responsables del SRI, aunque también más arbitrarias y, sin ningún control, al servicio del capricho de la dirección de los servicios de información rumana y de sus intereses económicos y políticos. Aunque el objetivo declarado es la prevención y el contrataque ante las potenciales amenazas cibernéticas, se trata, no obstante, de un nuevo ataque a las libertades, un paso más hacia el vaciado total del aparente sentido de la palabra "democracia" y un avance hacia el sinceramiento de la clase dominante y explotadora que poco a poco, ante la falta de respuesta de la clase trabajadora, va liberándose de la necesidad de seguir obligada a respetar los principios democráticos y, sincerándose, reconoce cada vez más abiertamente que puede y va a hacer lo que le viene en gana, tal y como siempre pretendió ante la oposición y resistencia del movimiento obrero de antaño.

Es decir, la democracia burguesa es una mera careta que oculta una dictadura de la burguesía sobre el proletariado, como avisaba ya Lenin en su obra El estado y la Revolución, donde explicaba con claridad que " la esclavitud asalariada es el destino del pueblo, incluso en la república burguesa más democrática". 

2 comentarios:

Coruscante dijo...

¿Muerte del Estado por el neoliberalismo? No. ¿Totalitarismo perfecto en alguna época del pasado? Ya lo hubiesen querido los difuntos tiranos. Nunca como en nuestra época presente ha sido el Estado tan fuerte.

Jose Luis Forneo dijo...

Asi es. Vivimos en la dictadura mas poderosa de la historia, y el control a los ciudadanos es mas ferreo que nunca antes.

Saludos Rojos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...