martes, 31 de enero de 2017

Rumanos en la Revolución de Octubre

"!Abajo con el servilismo económico y político! !Abajo con la democracia falsa e hipócrita! !Abajo con la guerra entre los pueblos, viva la lucha de clases! !Viva la organización, la valentía, la voluntad del proletariado de Rumania!"

Imagini pentru revolutia rusa 1917Estas palabras fueron escritas por un grupo de comunistas rumanos (entonces miembros del Partido Socialdemocrata de Rumania) en 1917, saludando el triunfo de la Revolución Soviética.

Aunque el catecismo anticomunista impuesto tras el golpe de estado de diciembre de 1989 ordene repetir que el comunismo rumano no tenía apenas fuerza antes de la Segunda Guerra Mundial, y que fue importado por el Ejército Rojo, la realidad es que el triunfo de la Revolución Soviética no solo fue celebrado en Rumania por los trabajadores, sino que incluso muchos de ellos participaron en ella, luchando en la mismísima Rusia por abrir el camino hacia la emancipación a la clase obrera mundial.

La Revolución Soviética fue, sin duda, el acontecimiento mas trascendente del siglo XX, que afectó no solamente al pueblo ruso y al de las futuras repúblicas soviéticas y socialistas, sino a todos los pueblos (de hecho, la conquista de la mayoría de los derechos sociales de los trabajadores en toda Europa fue consecuencia de su triunfo en la URSS, y la caída de esta hace dos décadas significó el inicio de la actual ofensiva brutal de la clase capitalista para recortarlos).

Aunque se intente convertir en una cuestión local, para acolchar su trascendencia e importancia por parte de aquellos que usan el nacionalismo como forma de control de los pueblos y de los trabajadores, con el objetivo de  hacerles olvidar que sus intereses son los mismos independientemente de las fronteras donde estén encerrados, en el triunfo de la Revolución Bolchevique no solo participaron ciudadanos rusos. Muy al contrario,  la realidad es que formaron parte de ella obreros de todo el mundo, también, por supuesto, rumanos, y que fue una verdadera revolución internacional,  iniciada en Rusia pero que llenó de ilusión a la clase obrera mundial y tuvo una enorme repercusión internacional.

Como sucedió también a lo largo de todo el mundo, el triunfo de la Revolucion Sovietica de 1917 fue saludado con ilusión por los entonces autodenominados socialdemócratas rumanos, que luego fundarían, en 1921, el Partido Comunista Rumano (PCR). Los miembros del Partido Socialdemócrata participaron y apoyaron por todos los medios el desarrollo y profundización de la victoria del pueblo trabajador soviético, tanto dando a conocer el triunfo de la clase obrera rusa entre los trabajadores rumanos, como viajando a Rusia a combatir por el Socialismo.

Muestra de ellos, son algunos informes del Partido Bolchevique con respecto a las actividades revolucionarias de los comunistas rumanos,  durante y después de la Revolución Soviética, que demuestran como el proletariado rumano puso su granito de arena para la liberación de la clase obrera en Rusia y mundial.

A continuación hemos traducido algunos de estos documentos:

1- Lista de miembros de los Grupos comunistas rumanos de Moscú en 1918 

"Partido Comunista Ruso (de los bolcheviques)
Federación de Grupos extranjeros
14 de octubre 1918, Nr. 176
Moscú, Piaţa Soveţkaia nr. 5
Hotel Dresde“, cam. 301—302

Lista de los miembros de los diferentes grupos que forman parte de la Federación de Grupos Extranjeros del Partido Comunista Bolchevique en toda Rusia. Grupo Rumano:

1. A. Gonlariu
2. Hariton Pescariu
3. Mihail Guiu
4. Romulus Coţoiu
5. Emil Cornescu
6. Al. Henegari
7. E. Bozdog
8. N. Lescuş
9. G. Mogoş
10. G. Colacea
11. Traian Peia
12. T. Ardelean
13. Oct. Opriţa
14. Ioan Tamar
15. V. Todorenciu
16. P. Cherecheanu
17. Z. Jicoreanu
18. N Horga
19. N. Lucaci
20. I. Lazăr"

2-Informe con relación a las actividades del Comité Revolucionario Rumano de Moscú hacia la Federación de Extranjeros del Partido Bolchevique

"Comité Revolucionario Comunista Rumano, Moscú
Plaza Soveţkaia nr. 6, Cam. nr. 103
29 octombrie 1918, Nr. 34

A la Federación de Grupos Extranjeros Comunistas
Moscú

El Comité rumano me ha encargado dar a conocer a la Federación los objetivos y actividades del Comité y pedir la aprobación y el concurso de la Federación.

De acuerdo a nuestras declaraciones en el diario  „Pravda“ a principios de agosto de este año, el Comité Rumano esta formado de antiguos miembros del Colegio Superior para los problemas ruso-rumanos y por miembros del Comité Revolucionario Rumano de Odessa, que representa al Partido Socialista Rumano en Rusia: camaradas Bujor, Nicolau, Popovici y camarada Dic, bajo la presidencia del camarada Rakovski.

El objetivo del Comité es la propaganda oral y escrita entre los rumanos que se encuentran en territorio de las Repúblicas Soviéticas, con la ayuda de un periódico comunista dirigido por el camarada A. Nicolau.

El Comité traduce e imprime textos comunistas  [...]

En el nombre del Comité pedimos se certifique la validez de las delegaciones firmadas por el secretario camarada. A. Nicolau, y confirmadas con el sello del Comité.

El Secretario del Comité, A. Nicolau"

Un grupo de dirigentes del Partido Social Democrata de Rumania, participantes en los acontecimientos
revolucionarios
e Rusia (1917-21), entre los cuales Al. Zalic, Al. Nicolau,  Ec. Arbore, Ţ. Diamandescu, Dic Dicescu
 

3-Informe de Actividades del Grupo Rumano del Partido Comunista (Bolchevique) de Rusia en el mes de octubre de 1918. 

"Agitación

El grupo rumano desarrolla actividades de agitación entre los prisioneros de guerra que se encuentran en Moscú; aparte de esto, al final del mes de septiembre ha enviado dos agitadores a Ural y a la Siberia Oriental para desarrollar la agitación entre los prisioneros de guerra de nacionalidad rumana, agitadores de los cuales aún no se ha recibido un informe actualizado.

Actividad Editorial

El Grupo rumano edita el diario "Liberación Social" del cual en el mes de octubre han aparecido dos números, es decir los números 1 y 2,  con 4000 ejemplares. De estos han sido enviados al frente sur, a la brigada internacional, 4000 ejemplares, y otros 4000 han sido mandados a Siberia por correo propio. Los otros han sido distribuidos entre los prisioneros de guerra en Moscú.

Cursos de Agitación 

El grupo rumano organiza cursos de agitación en Moscú y por eso ha enviado un camarada a Siberia para reclutar asistentes al curso.

Actitud del grupo en relación a la organización del Ejército Rojo

El Grupo rumano desarrolla una gran actividad entre los prisioneros de guerra para que se inscriban como voluntarios en el Ejército Rojo, agitación que ha dado muy buenos resultados.

El miembro del Presidium: I. Oborocea

El Secretario: I. Penţa"

jueves, 26 de enero de 2017

Juramento del soldado de la República Popular Rumana

" Yo, ciudadano de la República Popular Rumana, al entrar a formar parte de sus fuerzas armadas prometo servir al pueblo trabajador, a mi patria y al gobierno de la República Popular Rumana.

Prometo adquirir firmemente todos los conocimientos militares necesarios para ser un buen militar de las Fuerzas Armadas de la R.P.R.


Prometo ser un combatiente firme, honesto, valiente, disciplinado y vigilante, mantener con rigor los secretos militares y de estado, vigilar con cuidado los bienes militares y públicos, y ejecutar sin vacilación lo previsto en los reglamentos militares y las órdenes de mis comandantes y superiores.

Prometo odiar desde lo más profundo de mi ser a todos los enemigos de la patria y de los trabajadores.

Prometo estar preparado siempre para luchar y defender a mi patria, la República Popular Rumana, y como militar de sus Fuerzas Armadas, combatir con valentía y eficacia, sin temor a dar mi sangre y mi vida, con el objetivo de alcanzar la victoria plena sobre sus enemigos.

Si incumplo mi promesa, que caiga sobre mí el duro castigo de la ley de la R.P.R. y que hacia mí se dirija el odio y el desprecio de sus trabajadores

Me comprometo a cumplir fielmente mi juramento, por la libertad y la felicidad de mi patria y la de sus trabajadores".

(República Popular Rumana (1948-1965)

domingo, 22 de enero de 2017

Dos llamamientos a la Revolución en la Rumania de 1917

La Revolución bolchevique de octubre de 1917 provocó una ola de esperanza en los explotados de todo el mundo, especialmente en los países participantes en la gran matanza de trabajadores y campesinos organizada por las oligarquías de los diferentes estados  que fue la Primera Guerra Mundial.


En Rumania aparecieron los primeros llamamientos a imitar al proletariado ruso inmediatamente del impactante acontecimiento, antes de finalizar el año mismo año 1917. En esta entrada hemos traducido al castellano los dos primeros que se conocen (incluídos en Documentos de la historia del Partido Comunista Rumano, Vol 1, Editura de Literatura Política, Bucarest, 1953).

El principal motivo de alegría era el del final de la guerra en Rusia, que llenaba de esperanza a los rumanos de que esa paz fuera para todos los pueblos. La sangría provocada por los intereses enfrentados de la aristocracia, la burguesía y las corporaciones económicas de diferentes estados había creado un enorme descontento social, convirtiéndose la conquista de la paz en la primera reivindicación de los partidos socialdemócratas de toda Europa, como también lo fuera en Rusia (el lema lanzado por Lenin "Pan, paz y tierra" identificaba las exigencias inmediatas de los revolucionarios).

Pero los revolucionarios rumanos, como los bolcheviques, no se limitaban a la conquista de la paz, sino que pedían al proletariado y al campesinado del país imitar también a sus camaradas rusos para tomar el poder y acabar con los delincuentes de la clase dominante y el sistema capitalista, única forma de terminar de manera definitiva con las guerras, con la explotación y, por lo tanto, de crear una sociedad verdaderamente libre.

En la traducción hemos incluído dos interesantes e ilustrativas imágenes sacadas de  los archivos fotográficos franceses que nos presentan el frente ruso, concretamente en una localidad de Moldova, donde los soldados rusos y rumanos participan en un mitín revolucionario, entre la Revolución de febrero y la Revolución Bolchevique. La ola revolucionaria que se extendía por todo el ejército ruso influyó inevitablemente en el Ejército rumano, formado, como todos los ejércitos, con la carne de cañón de trabajadores y campesinos pobres. No obstante, el alto mando tuvo que sustituir a las tropas del frente ruso para evitar que se extendiera el ansia revolucionaria por todo el país e incluso de desarmar a las formaciones que regresaban a casa, que se habían convertido en un peligro para el estado y la oligarquía que lo dirigía, e incluso tuvo que intervenir para destruir los soviets que empezaban a crearse, como el de Sulina, en la desembocadura del Danubio.

Se trata, pues, de dos llamamientos que los trabajadores organizados rumanos hicieron llenos de esperanza por el triunfo y la toma del poder por los hermanos de Rusia y por el deseo de que se extendiera en todos los pueblos del mundo, empezando por el rumano,  que han sido traducidos por este blog con motivo de la celebración este año 2017 del Centenario de la Revolución que cambió el mundo para siempre, metiendo el miedo en el cuerpo a los hasta entonces seguros e impunes delincuentes capitalistas: los trabajadores y campesinos rusos habían demostrado que  no eran necesarios para gobernar ni administrar el destino de los que crean la riqueza y que ya no tenían excusa alguna para continuar apropiándosela.

El camino hacia la verdadera democracia y la liberación estaba ya claro: "!Fijad vuestra mirada y dirigid vuestros pasos solo hacia donde ondea la bandera roja! !Viva el proletariado mundial. Viva la republica socialista! !Viva el socialismo revolucionario de Lenin! !Viva la paz entre los pueblos!"

1
           Soldados rusos y rumanos en un mitín revolucionario en Moldova (foto Bibliothèque nationale de France)
Hacia la paz mundial. A todo el pueblo rumano*

Ciudadanos:

!La república rusa ha alzado la bandera la paz!

El gobierno revolucionario de Petrogrado se ha dirigido a a los gobiernos en guerra, aliados y enemigos, proponiendo la firma de un armisticio y el inicio de tratados de paz.

El mando supremo alemán ha recibido su propuesta.  En el frente ruso los combates se han detenido. Desde el 1 de diciembre estilo nuevo* van a empezar las convesaciones de paz.

Se trata de un acontecimiento histórico de alcance mundial.

Los gobiernos aliados no quieren, sin embargo, oir hablar de paz. Ellos quieren llevar aún más lejos el derramamiento de sangre.

Pero la revolución rusa no solo dirige a los gobiernos sus palabras, sino que se dirige directamente a los pueblos,  animándolos a hacer lo que el pueblo ruso, tomar en sus manos la decisión entre la guerra y la paz.

Rumanos:

¿En estos momentos históricos, cuál es la actitud de nuestro gobierno?

Este no tiene en cuenta como es habitual los intereses de su pueblo, que necesita de una paz inmediata. Pretende que el agregado militar rumano en el Cuartel General ruso. el General Coanda, proteste contra las medidas tomadas en Petrogrado. Quiere ejecutar las órdenes de los banqueros y comerciantes de Londres, Washington, París y Roma,  romper con Rusia, continuar la guerra en solitario llevando a nuestro país empobrecido y de luto a nuevas y concluyentes derrotas.

En definitiva, está dispuesto a urdir en secreto la traición y a ponerse de lado de Alemania, para alzar sus armas contra la Rusia republicana.

Aquellos que han vendido poco a poco nuestro país al emperador Guillermo y al zar Nicolás, que nos llevaron al desastre de Turtucaia, Sibiu, Neajlov y de Valea Prahovei**, que han preparado por medio de la traición y de la impotencia la ocupación extranjera la pérdida de miles de rumanos y la ruina total del estado, tienen ahora el atrevimiento de oponerse a la paz y a continuar exigiendo a los campesinos, trabajadores y soldados nuevos sacrificios y martirios.

!Campesinos, trabajadores, soldados!

Este crimen no debe cometerse.

Ha llegado la hora de defender vuestros propios intereses, los intereses del pueblo, los intereses de cientos de miles de hambrientos y explotados, en vez de los intereses de la pandilla que nos somete y que empuja a nuestra tierra hacia el precipicio.

!Daos cuenta de que en vuestras manos está el poder y la salvación del país!

Levantaos como un solo hombre. Decid bien alto que el pueblo quiere la paz.

Solo queda un camino: echar a los delincuentes y traidores del poder para que el pueblo mismo, sus propios miembros, tomen el poder para gobernar su país, para conquistar la paz tanto tiempo esperada.

!Abajo la guerra! !Abajo la oligarquía!

!Viva la paz!

Comité de Acción Social-Demócrata Rumano
1917

*Manifiesto publicado en el diario "Lupta" (Lucha), nr.34 del 16 de noviembre de 1917
**Desastres militares del ejército rumano en la Primera Guerra Mundial

2
Soldados rusos y rumanos en un mitín revolucionario en Moldova (foto Bibliothèque nationale de France)

!Ciudadanos y trabajadores!
!Gritad y cantad de alegría!

Sobre una superficie de miles de kilómetros, desde el Mar Báltico hasta el Delta del Danubio, pasando por los Cárpatos de Moldova, los pueblos ya no hacen la guerra, el asesinato fratricida ha terminado, el armisticio se ha firmado. El nuevo gobierno revolucionario ruso, en nombre del pueblo trabajador y de los millones de soldados en las trincheras, ha iniciado las conversaciones de paz.

!Viva la paz que deja ver a nuestras almas, desde nuestra miseria, entre las ruinas sin fin, los rayos de luz de un mundo nuevo, una nueva esperanza!

!Trabajadores!

!La paz, el deseo de todos los pueblos, no viene del Papa de Roma, ni de los emperadores ni los reyes, tampoco de los boyardos y fabricantes; la paz ha sido conquistada en las barricadas de las ciudades de Rusia con la sangre de los revolucionarios, trabajadores y campesinos, guiados por la luz del Socialismo!

!Trabajadores y ciudadanos!

La energía, honestidad y convencimiento del proletariado ruso, el socialismo revolucionario, han salvado a la humanidad del desastre.

!Hoy empieza una nueva era en la historia del mundo!

Se acabó con los partidos de la burguesía, con los partidos democráticos, con los partidos reformistas.

La Revolución Rusa ha dado el primer paso, venciendo con su titánico avance todo lo que se interponía en su camino !Desde ahora la suerte de la humanidad está unida a la victoria del proletariado! El Socialismo se extiende hoy en el país más grande de Europa; el Socialismo ha dejado de ser un sueño hermoso: ha triunfado y, por su causa, tiemblan los reaccionarios del mundo entero. Millones de proletarios, de desheredados, de soldados, se alegran hoy del triunfo del Socialismo.

!Trabajadores! En Rusia ya no existe emperador, ni príncipes, ni boyardos ni fabricantes que nos exploten, ni policía ni miseria. En Rusia todo el gobierno está en manos del pueblo y todo es para el pueblo. En Rusia se ha repartido la tierra y se han confiscado las fábricas.

!Trabajadores!

Ante esta gran revolución, tras esta transformación para siempre, ¿cuál es nuestro deber?

!Todo depende de nosotros! !Nosotros tenemos que lograrlo! !Nuestra liberación puede y debe con nuestras propias manos! El proletariado de los pueblos y las ciudades de Rumania no pueden dejar en manos de la clase dominante su destino. Los intereses de los trabajadores y campesinos son, precisamente, los opuestos a los de los 2.000 boyardos* y fabricantes de Rumania.

La oligarquía rumana, agrupada en tres partidos políticos, encarnada hoy en Bratianu, Take Ionescu, Costinescu, Carp, Marghiloman, Stere* y todos sus colaboradores, los que nos llevaron a la guerra o no hicieron nada para impedirlo, los que masacraron al campesinado en 1907* y que ahogaron en sangre el grito de paz de los trabajadores de las ciudades, los que intentan todavía hablar en nuestro nombre, pretenderán engañarnos de nuevo para continuar subyugándonos y enriqueciéndose a nuestra costa.

Ellos hablan ahora de una nueva alianza con los gobiernos, con la clase dominante de Alemania y Austria contra Rusia, mientras el pueblo rumano de lo que tiene necesidad es de una alianza republicana democrática con todos los pueblos vecinos y con todos los pueblos de Europa.

!Trabajadores!

!Acabemos con la clase dominante! Cualquier colaboración con la burguesía rumana es un incumplimiento de los principios revolucionarios del socialismo, de nuestros hermanos de Rusia...

!El pueblo rumano tiene que decidirse!

Y en el momento en que la paz sea firmada, las tropas rumanas volverán a casa, nos uniremos a nuestros hermanos de Moldova que no van a entregar las armas para combatir para derribar a la chusma que nos gobierna y por nuestra victoria.

!Trabajadores!

Lo que nosotros queremos en Rusia se ha hecho realidad.

!Arriba el ánimo! La sociedad capitalista tiene que desaparecer!

!Abajo con el vasallaje político y económico! !Abajo con la falsa e hipócrita democracia! !No a la guerra entre pueblos, Sí a la guerra entre clases!

!Viva la organización, el coraje, la voluntad del proletariado rumano!

No estamos solos en la lucha. Codo con codo con el proletariado mundial y con las bayonetas del gobierno bolchevique de Petrogrado, venceremos.

!Fijad vuestra mirada y dirigid vuestros pasos solo hacia donde ondea la bandera roja! !Viva el proletariado mundial. Viva la Republica Socialista! !Viva el Socialismo revolucionario de Lenin!

!Viva la paz entre los pueblos!

Un grupo de socialistas maximalistas****

*Boyardos: latifundistas rumanos
** Representantes de los tres partidos de la oligarquía rumana: Partido Liberal, Partido Conservador y Partido Nacional Agrario
*** Matanza de miles de campesinos a cañonazos con la que se puso fin a la rebelíon del campo rumano en 1907
**** La palabra bolcheviques se traducía en Rumania por aquel entonces como maximalistas

miércoles, 18 de enero de 2017

Informe del Partido Comunista Obrero de Rusia en el Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros en Hanoi (octubre de 2016)


El Partido Comunista Obrero de Rusia participó el pasado mes de octubre en el XVIII Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros celebrado en Hanoi, aportando su punto de vista sobre la situación del movimiento comunista mundial actual, las causas y consecuencias de la caida de la Unión Soviética y la deriva de muchos partidos comunistas, a ejemplo del PCUS de Gorbachov, hacia el capitalismo.

Hemos traducido al castellano las palabras de los comunistas rusos en discurso ante el resto de los presentes en el encuentro de Hanoi (las negritas son del texto original):

***
Informe para el XVIII Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros celebrado del 28 al 30 de octubre de 2016 en Hanoi, bajo el lema "Crisis capitalista e ofensiva imperialista - Estrategia y táctica de los Partidos Comunistas y Obreros en la lucha por la paz , por los Derechos de los trabajadores y de los pueblos y por el Socialismo ", 28-29 de octubre de 2016.

Queridos compañeros de armas,

Permitidme saludar a todos los participantes del 18ª Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros en nombre del Partido Comunista (bolchevique) Obrero de Rusia. Permitidme expresar nuestro especial saludo al anfitrión de la reunión, el glorioso Partido Comunista de Vietnam.

Imagini pentru russian Communist Workers’ Party1-Nuestro partido proviene del Partido Comunista de la Unión Soviética. Fue fundado por esos comunistas que abiertamente resistieron a Gorbachov y sus acciones en el PCUS. En primer lugar, luchamos  contra el movimiento que llevo a Rusia hacia la economía de mercado, es decir, hacia el capitalismo. En el XXVIII Congreso del PCUS (1990), en la declaración de la minoría, advertimos tanto al partido como al pueblo que "la transición al mercado como un sistema universal que incluya los mercados del capital y del trabajo significaría el deslizamiento inevitable hacia el crecimiento de las relaciones capitalistas . Un acuerdo acercamiento forzoso del socialismo al capitalismo realizado en contra de los procesos objetivos no provocaría un aumento de la producción ni la mejora del nivel de vida, pero si que es probable que cause su caída inevitable, provocando una protesta social amplia popular (...) El partido no puede apoyar a la Perestroika que ha llevado a un grave deterioro de la vida de la gente. Decimos que el  Partido Comunista  no va a sobrevivir a este choque y entonces no habrá nadie que defienda los objetivos del movimiento ".

Esto ocurrió bajo condiciones en las que tanto Gorbachov como la mayoría del resto de representantes de la élite política decían seguir  las ideas del comunismo, llamándose a sí mismos marxistas, camuflando su línea de acción como una supuesta restauración de las reglas de la vida partidaria de Lenin,  una especie de socialismo con rostro humano. Es decir, sabíamos (y lo afirmamos entonces) cómo sucedió todo aquello y por qué el PCUS (de Gorbachov) se estrelló llevando a la URSS hacia la destrucción.  

En resumen, si quisieran que respondiéramos muy brevemente a la pregunta de por qué el poder soviético y el PCUS fueron derrotados, responderiamos de la siguiente manera: porque el poder ya no era soviético y el partido no era comunista.

2- En 2017 se celebrará el centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre. Nosotros hemos estado reflexionando cómo conmemorar esta fecha y cómo celebrarla. Es seguro que festejaremos este día, aunque hoy no haya nada especial que celebrar ya que nos encontramos en una fase de derrota temporal de los objetivos de la Revolución de Octubre en su propia Patria; es decir, hemos estado hasta ahora en retirada. La mejor manera para que los comunistas conmemoren este aniversario sería revisar y reconsiderar honestamente el destino de su movimiento en el siglo pasado. Debemos comenzar con el reconocimiento del hecho de que los comunistas no siempre consiguieron ganar en su lucha por ir de la mano de las masas, y que han sido derrotados por la contrarrevolución hasta el de hoy. Debemos responder a las preguntas sobre quién o qué se ha ganado y por qué fuimos derrotados. ¿Fue esta derrota un evento final e irreversible o es una derrota temporal y la lucha continuará? Para decirlo brevemente: debemos sacar conclusiones de nuestros errores. No es por nada que Lenin dijo: "Nada puede destruirnos aparte de nuestros propios errores”.

3- Si consideramos al movimiento comunista moderno como un todo tendremos que confesar que las lecciones no se han aprendido. Somos de la opinión de que hoy en día el oportunismo y el revisionismo han pasado de ser un producto interno del movimiento comunista, de ser un conjunto de sesgos y errores,  a convertirse en un arma poderosa en manos del imperialismo. El error no ha desaparecido, desgraciadamente, con Gorbachov y la destrucción de la URSS y el PCUS en 1991
En la Rusia actual la línea de Gorbachov está siendo continuada por el partido autodenominado comunista. Las principales características de su política son las siguientes:

- se afirma que el camino de las revoluciones ha terminado  - el país no puede permitirse más revoluciones;
- no sólo se rechaza el concepto de dictadura del proletariado, sino que también se rechaza el concepto de lucha de clases organizada;
- el parlamento es reconocido como la sede del poder del pueblo;
-adhesión al modelo del socialismo de mercado;
- el apoyo de la Iglesia Ortodoxa Rusa y las afirmaciones sobre su supuesto papel positivo en el desarrollo de la espiritualidad de la gente, etc.

Estos es una situación que, lamentablemente, es hoy típica en el movimiento comunista mundial. Para decirlo de manera sencilla: se han adoptado las características de los partidos del sistema capitalista mientras se presentan a sí mismos como defensores parlamentarios de los derechos del pueblo.

4- Esta derechización de los partidos comunistas lleva a la eliminación de las masas de toda participación política real. Su papel se limita, por lo tanto, a las funciones de electorado para dar su voto a los líderes de los partidos durante las elecciones. La estrategia para la  victoria de un partido tan oportunista es la siguiente: prometen a los trabajadores un triunfo en las próximas elecciones, mientras que la lucha política de las masas se reduce a combatir por unas elecciones "honestas". Tales actividades centradas únicamente en las actividades parlamentarias son bien agradecidas por los gobiernos. Uno de los ejemplos más típicos de esta situación está representado por la izquierda europea. Estos partidos no reconocen ninguna forma extra-parlamentaria de lucha, y usan su palabrería para obstaculizarla.  

5- No se puede decir que exista la más mínima unidad del movimiento comunista moderno en todo el mundo. Podríamos señalar, para empezar, nuestra incapacidad para adoptar una declaración conjunta - !Tan grandes son las diferencias!. Permitidme dar un ejemplo. El presidente de la República Popular China, Xi Jinping, al reunirse con Putin en el curso de la cumbre BRICS en la India, el pasado mes de octubre, felicitó al presidente ruso por la victoria del partido Rusia Unida en las elecciones parlamentarias: "Recientemente se han celebrado elecciones para la nueva Duma Estatal. El partido Rusia Unida ha logrado una victoria convincente, y esto crea una sólida y firme base política para el desarrollo estable de Rusia en el futuro ".

Imagini pentru Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros celebrado del 28 al 30 de octubre de 2016 en HanoiDe hecho, felicitó a Putin por el fortalecimiento del anticomunismo, el antisovietismo y el capitalismo. Sin comentarios.

6- Los éxitos de China en el desarrollo de su economía son impresionantes y producen admiración. Sin embargo, esto no significa un éxito en la construcción del socialismo. Hay un ejemplo interesante de cómo Lenin trató temas similares:

En el proyecto de programa preparado para el II Congreso del Partido Socialdemócrata de Rusia se describieron los objetivos de la producción socialista como "organización planificada del proceso de producción dirigido a la satisfacción de las necesidades tanto de la sociedad como individuales". V.I. Lenin se opuso a esa formulación: "La definición no es exacta. Tal satisfacción puede ser proporcionada también por el capitalismo; la diferencia es que no se concede a todos los miembros de la sociedad por igual ". Al final del día, Lenin logró cambiar el proyecto de programa de la siguiente manera: "La revolución social del proletariado destruirá la división de clases de la sociedad y liberará a toda la humanidad oprimida mediante la sustitución de los medios de producción de propiedad privada por los medios de producción socializados y de la introducción del proceso de producción planificada con el fin de asegurar el bienestar y el desarrollo a todos los miembros de la sociedad”.

Hoy en día la República Popular China posee el segundo mayor número de multimillonarios en el mundo, mientras que Rusia ocupa el tercer lugar. Creemos que ambos países están igualmente alejados del camino hacia la sociedad sin clases,  del comunismo.

7- El objetivo del Socialismo no es, en absoluto, solamente proclamar el poder del pueblo trabajador; su objetivo es garantizar que los trabajadores tengan la posibilidad práctica real de ejercer este poder. Desde nuestro punto de vista, la experiencia de los soviéticos debe ser estudiada y utilizada en todas las partes. Los soviéticos fueron la forma más alta expresión del poder popular, de la forma organizativa de la dictadura proletaria. La clave es la participación de las masas trabajadoras en la lucha. En primer lugar, lo más importante es la cuestión de la tomar del poder; más tarde, en el socialismo se trata de la participación  de las masas en la dictadura del proletariado, lo que Lenin describió como el poder soviético: una participación universal en el control sobre el estado y de su construcción industrial sobre la base de industrial.

Nosotros, el PC(b)OR  vamos a celebrar el centenario de la Revolución de Octubre buscando nuevas formas de desarrollar la lucha. Invitaremos a los partidos que no hayan agotado su capacidad para hacer revoluciones, que defiendan y reconozcan la necesidad de la lucha de clases y de la dictadura del proletariado, y cuyas actividades prácticas se basen en el movimiento obrero. Nosotros en Rusia, por ejemplo, y en este sentido, estamos intentando la táctica de crear Frentes de Trabajadores.
Nuestra tarea es, creemos, la de preservar la teoría marxista-leninista y su práctica política por el bien del futuro del movimiento comunista, que nadie podrá destruir.

Hemos vivido en el Socialismo y sabemos, con seguridad, que las relaciones entre las personas eran mucho mejores, más justas, más impolutas y honestas; mucho más humanas.

¡Esto es algo por lo que, por supuesto, merece la pena luchar!

domingo, 15 de enero de 2017

Gráfica periodística anticapitalista en la República Popular Rumana

Tras la Segunda Guerra Mundial y la proclamación de la República Popular Rumana (30  de diciembre de 1947-21 de agosto de 1965), los ilustradores rumanos utilizan las páginas de los principales diarios en papel para denunciar y satirizar la pervivencia del fascismo en la Europa que había quedado subyugada a los intereses de Estados Unidos, las injusticias provocadas por la barbarie capitalista sobre los trabajadores y la creciente agresividad de Occidente frente a los países socialistas del este de Europa y contra los pueblos en su lucha victoriosa por su autodeterminación y, por otra parte, también alaban las conquistas de la clase obrera y campesina en los pocos años de la recién nacida democracia popular.

En el album publicado en 1961 por la editorial Meridian de Bucarest, "Grafica Militanta Romaneasca" (Gráfica militante Rumana), aparece una interesante selección de la gráfica periodística anticapitalista de la R.P.R. desde su proclamación hasta la aparición del libro, que compartimos a continuación;

1955: Iosif Ross "!No a la guerra imperialista!"
1945, Iosif Ross: "Último round"
1944, Iosif Ross: "Ejército alemán en 1940 y 1944"
1958, Iosif Ross: "África se despierta"
1959, Mihail Gion, "El terrateniente tras la reforma agraria"


1948: Mihail Gion, "La monarquía y el poder popular"
1947, Ion Doru: "!Paz, tractores! - "El primer tractor rumano crea pánico en los reaccionarios
1955, Ion Doru: "Crítica a la burocracia" -"El que pone siempre un palo a la rueda"
1954. Ion Doru: "La falsa autocrítica de la burguesía"
1960, Eugen Taru: "!Os voy a dar yo libertad!"(Revolución Cubana)

1958, Eugen Taru: "Paisaje en Oriente Medio"


1959, Cik Damadian: "Derecho al ocio en el infierno capitalista" (La traducción de "Caut de lucru" es "Busco trabajo")
1960, Cik Damadian: "África, la pesadilla del colonialismo"


1961, Cik Damadian, "!Abajo la guerra imperialista!"


1958, Nell Cobar: "Dilema" (Local para blancos, Local para negros")

1956, Nell Cobar: "Capitalismo popular"

1960, Gheorghe Chiriac: Socialismo: "Lo que ven
tus ojos son nuestras tierras"
1960, Gheorghe Chiriac: "Capitalismo: Lo que ven
 tus ojos son mis tierras"
1955, Rik Auerbach: "Lección histórica"
1959, Val Munteanu: "El Parlamento de Alemania Federal votando"
1959, Adrian Lucaci: "Automatización al estilo capitalista" ("Sómer" en rumano
significa "parado"; ""Uzina" es "Fábrica")
1957, Arno: "Negociaciones entre Estados Unidos y Gran Bretaña, de igual a igual"
1959, Vlad Crivat: "La caza de brujas continúa"
1959, Vlad Crivat: "Nuevos elementos arquitectónicos en Grecia"
1957, Benedict Ganescu: "Sorpresa al cobrar los derechos de autor"

Detalle de la ilustración anterior: "Tolstoi, Ibsen, Gogol, Maupassant, Balzac..."

martes, 10 de enero de 2017

Para la liberación de las masas (Alexandro Sahia, 1935)

"Los escritores son y seguirán siendo los defensores de la humanidad entera, y de ellos se espera, en primer lugar, iluminar el camino hacia formas de vida en las cuales la explotación no exista, las diferencias de clase sean eliminadas y el odio entre razas sea extirpado".
Imagini pentru ALEXANDRU SAHIA
Alexandru Sahia nació el 9 de octubre de 1908 en Manastire, en la provincia de Calarasi, y murió en 1937 en Bucarest. Fue un importante periodista del periodo interbélico, publicando sus artículos en los principales diarios de la época: Rampa, Facla, Dimineața, Azi, Cuvântul liber, Adevărul y Era nouă.

Fue un activo admirador y partidario de la Unión Soviética y del comunismo, y escribió el primer diario de viaje a la Unión Soviética escrito por un rumano, en los que describía las increíbles conquistas de la clase trabajadora en aquel país, en 1935: "La URSS hoy". 
 
Alexandru Sahia es la demostración clara de que la versión oficial de la Rumania capitalista que, en otro habitual intento de manipulación histórica, difunde que durante el periodo interbélico el movimiento y la importancia del comunismo en Rumania fue mínima, es simplemente eso: pura propaganda. Por supuesto que hoy Sahia es un escritor olvidado y censurado en Rumania, y pocos jóvenes conocen su papel protagonista en la lucha antifascista de su compatriota.

Sahia fue miembro del Partido Comunista Rumano, y uno de los creadores de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética (ARLUS), creada en 1932, que perseguía el establecimiento de relaciones diplomáticas con Moscú, inexistentes desde 1917, y el alejamiento de la política agresiva de Occidente contra el país socialista, además del rechazo al creciente fascismo europeo, mediante la organización de grupos de intelectuales antifascistas. El grupo incluía a muchos antiguos y futuros activistas del Partido Comunista Rumano, y primeras figuras de la literatura y la cultura rumana.

Aparte de los fundadores, Constantinescu-Iaşi, Ion Niculi e Iorgu Iordan, fueron miembros también muchos intelectuales de la Rumania interbélica, como Scarlat Callimachi, N. D. Cocea, el propio Alexandru Sahia, Stephan Roll, Mihai Beniuc, Petre Pandrea, Teodor Bugnariu y Mihai Popilian, además de que otros muchos destacados representantes de la cultura rumana se encontraban entre sus simpatizantes (Mac Constantinescu, Demostene Botez, Haig Acterian,  Zaharia Stancu, el compositor George Enescu, Marcel Janco, Camil Petrescu, y otros tantos). 

Alexandru Sahia murió con solo 29 años por una tuberculosis mal tratada. En 1946, tras la llegada al gobierno tras las primeras elecciones democráticas celebradas en Rumania de la coalición democrática dirigida por el Partido Comunista, se le nombró Héroe de la clase trabajadora.
Escribió muchos artículos criticando a los gobiernos liberales y profascistas, además de al régimen criminal capitalista, y fue autor de diferentes cuentos donde los protagonistas generalmente eran miembros de la empobrecida y maltratada clase trabajadora o campesina rumana. 

En el siguiente artículo, "Para la liberación de las masas", Sahia responde a otro anterior que había sido publicado en la Revista Flaca en el que se preguntaba a los escritores por qué se escribe. En el artículo Alexandru Sahia habla de la obligación moral del intelectual de luchar contra el fascismo y de apoyar la lucha de los trabajadores por su emancipación de la esclavitud a la que son sometidos por la clase capitalista:

"No escribo, por supuesto, para distraerme. Sería una acción criminal en este caso. Mis escritos son una contribución a los esfuerzos de las masas trabajadoras. Su ideal es mi ideal (...)Los escritores de mi generación tienen que convencerse de que en los momentos actuales no pueden hacer más que arte comprometido y que otro tipo de arte no es posible".

Y es que, como bien sabia Alexandro Sahia, (en este sentido, podríamos considerarle una especie de Bertolt Brecht rumano), la democracia burguesa y el fascismo son dos caras de la misma peste, la barbarie capitalista, y para que la especie humana se libre de esta enfermedad criminal solo hay una medicina: el Socialismo

Para la liberación de las masas,  Alexandru Sahia

Nuestra generación, es decir aquellos que hemos superado los 25 años, ha vivido, y sigue haciéndolo, una epoca verdaderamente trágica. Los años crudos de la infancia se han enganchado uno a otro bajo un signo, el de la guerra, plena de sangre. Muchos de nuestros padres terminaron sus días pudriéndose en los campos, como simples cadáveres coronados de gloria. .. Ahora ni siquiera son eso. Otros regresaron mutilados, ciegos o enloquecidos.

Estos naufragios decorativos, simbolos de aquel mundo, son nuestros familiares, al lado de los cuales dormimos, comemos, deshacemos la existencia momento a momento.

¿No os hace pensar?... Dicen que la guerra se terminó....


Imagini pentru trabajadores rumanos en huelga 1933
Trabajadores rumanos en huelga, 1933, de Vasile Dobrian
Llegaron, sin embargo, después las consecuencias económicas de la guerra, y la forma de dirigir el estado vierte sobre la nación, sobre todas las naciones, como sobre nuestra adolescencia, una nueva epidemia: la crisis.

Desde entonces todos los esfuerzos de las cabezas, así llamadas, "pensantes", para controlar el mecanismo de las leyes económicas se han mostrado, día a día, una y otra vez, simples tentativas. Nuestro sufrimiento ha crecido, rondando sin parar hacia el hambre y la miseria. Los años de instituto, de universidad, son parte de una vida falta del romanticismo de otros tiempos, grandes agujeros en los cuales continuamente hemos divisado su profunda negrura, y el temor de la falta de pan nos ha seguido siempre.

!Han pasado ya veinte años desde la matanza que fue la Primera Guerra Mundial! !Veinte años! ¿Acaso la existencia de las masas, en las cuales nosotros también nos englobamos, ha cambiado algo? Al contrario, todo va a peor. 

De las estadísticas oficiales en 50 estados resulta que en el año 1934 han perdido la vida, debido a una alimentación insuficiente, aproximadamente 2.400.000 hombres. Por otra parte, 1.200.000 se han suicidado por los efectos de la crisis económica. Pero, como culminación de los tiempos trágicos que vivimos, de las estadísticas publicadas resulta que, en el curso del mismo año,  1.000.000 de vagones de trigo, 267.000 vagones de cafe, 258.000.000 kg de azúcar, 26.000.000 kg de arroz y 25.000.000 kg de carne se destruyeron para que no se produjera una caída de los precios. 

El cuadro es espantoso e ilustra de forma clara la evidencia de la inmoralidad de la economia burguesa que nos somete. Se destruyen cantidades enormes de mercancías, producidas por la clase trabajadora a través de indignas formas de explotación, para que, finalmente, muchos de los explotados acaben muertos. Son los imperativos categóricos de las leyes del capitalismo.

Una civilización de milenios se desintegra como si quisiera volver a las formas bárbaras de lucha por la existencia.

De nuevo, la guerra amenaza. Los gobernantes de los estados de hoy no están preocupados nada más que, en primer lugar, de armarse lo máximo posible. El odio racial crece, adquiriendo formato oficial, como en el caso de la Alemania fascista. Mientras tanto, las grandes masas, explotadas salvajemente, sufren, empobreciéndose, alcanzando el desempleo cotas impensables. Falta muy poco para que, otra vez, la mayoria sea empujada hacia una nueva matanza por una interesada minoría. 

Entonces, ¿todavía seguís preguntándome por qué escribo*? No escribo, por supuesto, para distraerme. Sería una acción criminal en este caso. Mis escritos son una contribución a los esfuerzos de las masas trabajadoras. Su ideal es mi ideal.

En el Congreso de Escritores Revolucionarios, celebrado el año pasado en Moscú, Máximo Gorki, en un discurso magistral, afirmó que "Nosotros los escritores estamos comprometidos con una obra mundial y tenemos que ser dignos de formar parte de ella. Hemos entrado en una época de tragedia y debemos aprender a expresar este drama en formas actuales, así como supimos ser la voz de las antiguas".

Un escritor tiene que ser un luchador social. Debe estar estrechamente unido a la situación social en la que vive. El escritor no puede ser extraño a los fenómenos económicos, políticos, que afectan a las masas. La vida de nuestros días busca ser modelada de otra forma, mucho más dura. La época del romanticismo lánguido, del éxtasis místico, está arrodillada y golpeada por otra realidad que busca adelantarnos. Algo más; los escritores de mi generación tienen que convencerse de que en los momentos actuales no pueden hacer más que arte comprometido y que otro tipo de arte no es posible. En esta tendencia política, por supuesto, tiene que introducirse la mayor calidad artística posible, porque sólo así nuestras obras serán visibles.

Los escritores son y seguirán siendo los defensores de la humanidad entera, y de ellos se espera, en primer lugar, iluminar el camino hacia formas de vida en las cuales la explotación no exista, las diferencias de clase sean eliminadas, y el odio entre razas sea extirpado.

Publicado en la Revista Facla, XV, nr. 1.416, 17 de octubre de 1935
* El artículo es una respuesta a otro anterior publicado en la Revista "Facla" titulado "¿Por qué escribís?"
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...